¿Cómo se comparan sus puntajes FICO® con la media nacional?

Young woman in a coffee shop drinking coffee and looking at her cell phoneImage: Young woman in a coffee shop drinking coffee and looking at her cell phone

In a Nutshell

Los préstamos personales pueden ofrecer tasas de interés fijas, plazos fijos y pagos fijos, lo que a menudo los convierte en una opción de préstamo que va a variar según su presupuesto.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.

Cuando se necesita dinero en un apuro o para poder pagar ese artículo de gran valor, una decisión financiera común es obtener un préstamo.

Los préstamos hipotecarios, los préstamos para automóviles y los préstamos para estudiantes se explican por sí mismos, pues es evidente para qué se utilizan. Pero, ¿qué pasa con otro tipo de préstamo común, los préstamos personales?

Lo mejor de los préstamos personales (en inglés) es que pueden utilizarse para una amplia gama de fines, para casi cualquier cosa que se necesite. Un préstamo personal puede utilizarse para un proyecto de renovación de la casa o para reparar su automóvil, para ayudar a consolidar las deudas (en inglés) o para cubrir un gasto imprevisto. Lo ideal es que los préstamos personales se utilicen para una cantidad fija de dinero, no para un gasto continuo con un total abierto.


¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal es una cantidad predeterminada de dinero otorgada por un prestamista, normalmente un banco, una cooperativa de crédito o un prestamista en línea. Los préstamos personales no suelen estar garantizados, lo que significa que no están respaldados por una garantía colateral, lo que hace que la aprobación del préstamo dependa en gran medida de los puntajes e informes crediticios del prestatario.

Para los prestatarios preocupados por su presupuesto, los préstamos personales pueden ser más manejables que otras formas de crédito porque pueden tener tasas de interés fijas, plazos fijos y pagos fijos.

  • Tasas de interés fijas. La tasa de interés que se fija en el momento de conceder el préstamo es la tasa de interés para toda la duración del préstamo. Las tasas varían de un prestamista a otro y de un prestatario a otro. Actualmente, las tasas oscilan entre una tasa APR o tasa de porcentaje anual, de alrededor del 5% o el 6% en el extremo inferior y casi el 36% en el extremo superior.
  • Plazos fijos. El período de tiempo establecido que tiene el prestatario para pagar el préstamo puede variar, pero en muchos casos es de tres a cinco años. El plazo del préstamo se suele describir en meses.
  • Pagos fijos. Con una tasa de interés y otros términos del préstamo que son fijos, los pagos mensuales también son fijos. Esto significa que los pagos no fluctuarán, por lo que se reducen las posibilidades de cualquier aumento sorpresa.

Cómo solicitar un préstamo personal

Al igual que cualquier decisión financiera, la elección del prestamista y del monto del préstamo no debe hacerse de manera precipitada. Cuando solicite un préstamo personal, compare las tasas y las condiciones. Preste atención a estos consejos cuando compare prestamistas para encontrar el préstamo personal que mejor se adapte a su situación.

  • Tenga a mano todos los documentos necesarios. Al solicitar un préstamo, es posible que se requiera la siguiente información: datos personales de contacto, fecha de nacimiento, número de Seguro Social, información sobre el empleo y los ingresos, incluidos los recibos de sueldo recientes o los formularios de impuestos W-2, y la cantidad necesaria del préstamo.
  • Conozca sus necesidades de préstamo. Usted conoce mejor que nadie sus responsabilidades financieras y su presupuesto. Tenga un plan de acción antes de solicitar un préstamo, y sepa exactamente cuánto necesita y cuánto tiempo necesitará realmente para pagarlo. Los préstamos personales pueden oscilar entre $2,000 y $50,000, o incluso hasta $100,000.
  • Asegúrese de que su crédito esté en buen estado. El riesgo de crédito de un prestatario viene determinado por una serie de factores. Los prestamistas pueden tener en cuenta sus puntajes de crédito actuales, los informes de crédito, los ingresos, la relación entre la deuda y los ingresos y la situación financiera general.
  • Tome nota de los cargos o penalizaciones. Normalmente, los préstamos personales incluyen ciertas comisiones, como la de apertura y la de penalización por pago anticipado. La tarifa de originación (en inglés), que cobra el prestamista por tramitar la solicitud y desembolsar los fondos, suele ser un porcentaje del total del préstamo o una tasa fija fijada por un prestamista concreto. Las multas por pago anticipado se producen cuando el prestatario quiere pagar el préstamo antes de los plazos establecidos. Dado que estas comisiones no las cobran todos los prestamistas y su costo varía, asegúrese de preguntar por adelantado sobre las comisiones o penalizaciones vinculadas al préstamo.

Cuándo pedir un préstamo personal

Un préstamo personal es una opción a explorar cuando se necesita dinero para cubrir un determinado gasto. Tomar dinero prestado, sea cual sea la cantidad, es una obligación que puede beneficiarle si la trata con responsabilidad, o puede ponerle en serios problemas financieros si no paga el préstamo según las condiciones del mismo. Antes de poner su firmar en la línea de puntos para su aprobación, asegúrese de que es la opción financiera adecuada (en inglés) para usted.

Buenas razones para solicitar un préstamo personal

  • Se necesita el préstamo por una cantidad fija de dinero.
  • Puede consolidar sus deudas de múltiples pagos con diferentes tasas de interés en un solo pago mensual, con una tasa de interés más baja.
  • Ha revisado su historial crediticio y su puntaje de crédito para hacerse una idea de si cumple los requisitos mínimos para obtener un préstamo con una tasa de interés razonable.
  • Se han tenido en cuenta y se han presupuestado todas las tasas y sanciones asociadas al prestamista.
  • Tiene un empleo estable con ingresos constantes para cumplir con los pagos mensuales y puede pagar el préstamo según las condiciones seleccionadas.

Razones para un préstamo personal que no se justifican

  • Se necesita el dinero para una compra de lujo o se desconoce la cantidad total que se necesita.
  • Usted se apresura a obtener un préstamo cuando tiene mal crédito. El mal crédito puede hacer que los préstamos personales sean costosos y difíciles de aprobar. Busque otras opciones (en inglés) o incluso mejore su crédito antes de dar los siguientes pasos.
  • El prestamista no es transparente con sus comisiones y penalizaciones y está dispuesto a aprobarle más de lo que necesita o puede pagar.
  • El pago mensual del préstamo es difícil de cubrir y lo más probable es que no pueda pagarse dentro de los plazos del préstamo.

En resumen

Los préstamos personales pueden ser excelentes para tener en su caja de herramientas financieras, pero hay que tener cuidado. Ofrecen muchas ventajas para los prestatarios aprobados, pero pueden ser una opción desfavorable y costosa para quienes toman decisiones precipitadas.

Es importante tener en cuenta que todos los préstamos deben ser pagados, generalmente con intereses. La cantidad prestada, la tasa de interés, las condiciones del préstamo y las posibles comisiones y penalizaciones deben revisarse antes de pedir un préstamo personal. Aunque necesite el dinero con urgencia, explore todas las opciones de préstamo y elija bien al prestamista.


About the author: Sarah Schaut is a Canadian living in sunny Florida. She’s an economic crimes detective at a city police department and an expert in credit, fraud and mortgages. Read more.