Los beneficios de obtener la pre-aprobación para un préstamo de auto

Woman looking at cars in a dealershipImage: Woman looking at cars in a dealership

In a Nutshell

Conseguir la pre-aprobación para un préstamo de auto le ayuda a identificar la cantidad de dinero que puede pedir prestado para comprar un carro. La pre-aprobación de un préstamo de auto puede ofrecerle más flexibilidad para elegir al concesionario con el que quiera trabajar y puede darle mayor poder de negociación. Por lo general, usted tendrá que proporcionarles a los prestamistas algunos datos personales, financieros y laborales para que lo consideren en la pre-aprobación de un préstamo de auto. Dependiendo del prestamista, usted podría recibir una decisión en cuestión de minutos.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Conseguir la pre-aprobación para un préstamo de auto antes de entrar en la oficina de un concesionario le ayuda a ponerse “al timón” durante el proceso de compra de un carro.

La pre-aprobación es una aprobación condicional que le da un prestamista con términos estimados (calculadora en inglés) —como la cantidad de dinero que puede pedir prestada, la tasa de interés y el plazo del préstamo— para financiar la compra de un carro. Esta cotización facilita la estimación del costo total del préstamo y la creación de un presupuesto antes de empezar a comprar.

Una pre-aprobación es una buena manera de hacerles saber a los concesionarios que usted es un comprador que se ha preparado de antemano. Además, si consigue la pre-aprobación, no tendrá que depender necesariamente de la financiación del concesionario. Esto podría darle un mayor poder de negociación con el concesionario, lo que puede hacer que el proceso de compra de un carro sea menos estresante. Conseguir la pre-aprobación de un préstamo de auto puede ser un proceso sencillo, siempre y cuando esté preparado con los documentos necesarios para la solicitud y tenga buen crédito. Exploremos lo que usted debe hacer para conseguir la pre-aprobación, cómo puede beneficiarle y qué podría considerar si no consigue la pre-aprobación.



Los beneficios de obtener la pre-aprobación para un préstamo de auto

Si tiene mucha ilusión por comprar un carro nuevo y reluciente, o incluso por un carro usado, puede que se sienta tentado a ir corriendo al concesionario y empezar a negociar. Pero si no le aprueban un préstamo antes de empezar a comprar, puede ser difícil calcular de antemano cuánto puede pedir prestado, y es posible que no sepa qué carros pueda permitirse comprar. A continuación, le explicamos cómo es que tomarse el tiempo necesario para conseguir la pre-aprobación puede ayudarle a hacer una buena compra.

Forme una idea de cuánto dinero puede pedir prestado

Obtener una pre-aprobación para un préstamo de auto puede ayudarle a establecer expectativas realistas sobre lo que puede gastar. Cuando usted recibe una pre-aprobación de un préstamo de auto, el prestamista le da una cotización de la cantidad que puede pedir prestada y puede incluir el auto, el título, los impuestos y recargos adicionales.

También tendrá una idea de cuál será la tasa de interés y los plazos del préstamo, para que pueda calcular el pago mensual del carro y establecer su presupuesto (en inglés) como corresponde. Recuerde que no tiene que solicitar la cantidad máxima que le han pre-aprobado. Y en muchos casos —después de tener en cuenta el resto de sus gastos— puede ser una buena idea pedir un préstamo menor si es posible.

Al fin y al cabo, es usted quien decide cuánto puede pedir prestado cómodamente.

Puede enfocarse en el carro

Si no se sentó a hacer los cálculos correspondientes antes de ir al concesionario, es fácil que se distraiga preguntándose qué podrá pagar y a cuánto ascenderán sus pagos mensuales. Pero si ya tiene una idea de cuánto puede gastar de antemano, puede enfocarse en los carros que entran dentro de ese rango de precios y de su presupuesto. Eso puede ayudarle a sentirse seguro de que los pagos de su préstamo no van a estirar demasiado su presupuesto.

Tendrá mayor poder de negociación

Si llega al concesionario sin una pre-aprobación de préstamo para auto y encuentra el carro de sus sueños, podría ser tentador aceptar cualquier financiación disponible para no perder el carro. Pero si tiene una oferta de préstamo pre-aprobada, es menos probable que se sienta presionado a obtener la financiación del concesionario que puede costarle más de lo que le gustaría. Además, si tiene pre-probaciones de varios prestamistas, puede elegir la oferta que más le convenga, lo que le da margen para negociar con el concesionario. Si el concesionario realmente quiere su negocio, puede estar dispuesto a superar la tasa de interés que le ofrece su prestamista.

Cómo obtener la pre-aprobación para un préstamo de auto

Ahora que tiene una idea de por qué es importante obtener una pre-aprobación, a continuación, le mostramos algunos pasos que pueden ayudarle.

Revise su crédito

Los prestamistas suelen revisar su historial crediticio antes de emitir una pre-aprobación, ya que ayuda a predecir la probabilidad de que usted pague el préstamo a tiempo. Para asegurarse de que no haya sorpresas durante la verificación de su crédito, revise sus informes crediticios antes de acudir al prestamista para ver si toda la información es correcta. Si encuentra información incorrecta en un informe de crédito, puede disputar la información.

Reúna toda la información necesaria

Conseguir una pre-aprobación puede requerir bastante información. Los prestamistas suelen pedir información sobre su identidad, sus ingresos, su información laboral, su historial crediticio y los pagos de otras deudas cuando revisan su solicitud de pre-aprobación.

Después de revisar sus informes de crédito, reúna la información que su prestamista puede solicitar:

  • Número de Seguro Social
  • Licencia de conducir, identificación estatal o identificación militar
  • Situación laboral
  • Ingresos

Es posible que el prestamista verifique sus informes crediticios como parte del proceso de pre-aprobación, lo que podría generar una verificación dura en su expediente de crédito. Antes de solicitar la pre-aprobación, puede comprobar si el prestamista va a realizar una verificación dura o suave.

Las verificaciones de crédito duras de varios prestamistas — que ocurran desde unos 14 días hasta 45 días— suelen contar como una sola verificación, dependiendo del modelo de puntaje de crédito utilizado. Para minimizar el impacto en sus puntajes de crédito al buscar cotizaciones, es una buena idea obtener todas las pre-aprobaciones dentro de ese plazo de 14 a 45 días.

Cuando su solicitud esté completa, normalmente recibirá una decisión, a veces en cuestión de minutos. En algunos casos, es posible que el prestamista tenga que ponerse en contacto con usted para obtener más información antes de tomar una decisión.

Obtenga varias ofertas

Aceptar el primer precio que le ofrezca un concesionario por un carro no es recomendable, como tampoco lo es aceptar la primera oferta de préstamo que le hagan. Las características del préstamo que afectan a lo que pagará a lo largo de la duración del mismo (como las tasas de interés y los términos del préstamo —en inglés) varían, por lo que vale la pena obtener aprobaciones previas de al menos unos cuantos prestamistas.

Revise lo que ofrecen los bancos, las cooperativas de crédito y los prestamistas en línea y compare cada oferta cuidadosamente. Si se salta esta parte del proceso, no sabrá si podría haber conseguido una oferta mejor en otro sitio, y puede que acabe pagando más de lo necesario. Al tener varias ofertas de distintos prestamistas, puede compararlas para asegurarse de que obtiene una tasa de interés con términos que se ajusten a su presupuesto.

Vaya y compre el carro

Una vez haya recibido la pre-aprobación de un préstamo para auto de varios prestamistas, puede llevar la mejor oferta al concesionario y empezar a comprar. Pero no espere demasiado. Las pre-aprobaciones suelen tener una validez de 30 a 60 días.

Cuando encuentre un carro que quiera comprar, puede presentar una solicitud de préstamo formal en el concesionario que puede incluir mucha de la información que utilizó para la pre-aprobación, incluyendo datos específicos sobre el carro como el año, la marca, el modelo, el millaje y el número de identificación del vehículo, o número VIN, por sus siglas en inglés.

¿Existen ciertos tipos de vehículos que los prestamistas no financian?

Algunos prestamistas restringen los vehículos que van a financiar. Las restricciones suelen basarse en el tipo de vehículo, el uso que se le va a dar, la marca o el número de millas que tiene el vehículo.

Qué hacer si no consigue la pre-aprobación para un préstamo de auto

Puede ser muy duro escuchar que usted no cumple los requisitos para la pre-aprobación cuando está en busca de un vehículo. “Las denegaciones de pre-aprobación se producen por diversos motivos, como la falta de ingresos constantes y/o suficientes o alguna actividad adversa en los antecedentes [del consumidor]”, dice Mark Lucke, director de ventas de Sunrise Banks.

Afortunadamente, hay algunas cosas que se pueden hacer para mejorar las posibilidades de obtener una pre-aprobación.

Construya su crédito

Si tiene un historial de retrasos en los pagos, líneas de crédito al límite y una gran carga de deudas, es posible que su crédito no sea tan sólido como le gustaría que fuera. Pero eso no significa que no se pueda mejorar.

Hábitos como el pago constante de las facturas a tiempo, el mantenimiento de una baja utilización del crédito (en inglés) y la reducción al mínimo de la relación entre la deuda y los ingresos pueden ayudarle a establecer un historial crediticio sólido y mejorar sus posibilidades de obtener una pre-aprobación.

“Las personas siempre pueden arriesgarse en un concesionario, pero si es posible mejorar su situación crediticia y se lo toman en serio, les aconsejamos que trabajen para mejorar [su crédito] e intenten la pre-aprobación en cuatro o seis meses”, señala Lucke.

¿Qué es la Relación Deuda-Ingreso?

Esta proporción o relación compara los pagos mensuales de su deuda actual con sus ingresos mensuales. Los prestamistas la utilizan para ayudar a medir su capacidad para gestionar los pagos. Cuanto más baja sea la relación, mejor.

Gane más, ahorre más

Aunque tenga buen crédito, es posible que un prestamista no le apruebe un préstamo que no cree que usted pueda pagar. ¿No está seguro de por qué se lo han denegado? Pregunte. De acuerdo con la Ley de Igualdad de Oportunidad de Crédito, su prestamista puede enviarle un aviso de acción adversa si le han denegado la pre-aprobación.

Si su solicitud de pre-aprobación fue denegada por su capacidad de pago, aquí tiene dos opciones. Puede ahorrar más para el pago inicial a fin de reducir la cantidad que necesita para el préstamo, o puede aumentar sus ingresos. Puede que no ocurra de la noche a la mañana, pero si consigue un trabajo mejor pagado o un trabajo secundario, podría mejorar su capacidad para pagar el préstamo.

Considere la posibilidad de conseguir a un aval

Si no puede esperar para conseguir el carro, considere la posibilidad de pedirle a alguien que conozca y en quien confíe que firme el préstamo con usted. Un aval es alguien que se compromete a pagar el préstamo si usted no puede hacerlo. Pero recuerde que un aval está poniendo en juego su salud financiera. Si usted no hace los pagos a tiempo o no paga el préstamo, no sólo afectará su propio crédito, sino también el crédito de la persona que firma con usted.


Próximos pasos

Conseguir una pre-aprobación para un préstamo de auto puede ayudarle a ahorrar dinero al permitirle comparar ofertas de préstamos y mejorar su poder de negociación durante el proceso de compra de un carro. Además, le da la oportunidad de revisar su presupuesto antes de empezar el proceso de compra del carro, para que pueda mantener sus finanzas en orden. Si no puede conseguir una pre-aprobación, tomar medidas para mejorar su crédito podría posibilitar la compra del auto más adelante.


About the author: Jennifer Brozic is a freelance financial services writer with a bachelor’s degree in journalism from the University of Maryland and a master’s degree in communication management from Towson University. She’s committed… Read more.