Cómo salir de un préstamo de auto “al revés”

Man sits in his car, wondering how to get out of his upside down car loanImage: Man sits in his car, wondering how to get out of his upside down car loan

In a Nutshell

Salir de un préstamo de auto “al revés” o “bajo el agua” (“upside down” o “underwater” en inglés) significa tomar algunas decisiones difíciles. Dependiendo de sus recursos financieros y el plazo, es posible que desee refinanciar su préstamo o liquidar su capital negativo con una suma global.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

¿Debe más en su préstamo para auto de lo que vale su auto?

Tener valor negativo en su préstamo de auto ocurre cuando el valor de mercado de su vehículo es menor que la cantidad que usted debe. Esta situación se conoce en inglés como estar “al revés” (“upside down”) o “bajo el agua” (“underwater”) en un préstamo.

Por ejemplo, supongamos que todavía debe $30,000 por un auto que le gustaría vender o dar en canje (en inglés), pero lo máximo que le han ofrecido son $20,000. Esto significa que tiene $10,000 en capital negativo (en inglés) con que tendrá que lidiar. ¿Pero cómo?

Desafortunadamente, esta estresante situación financiera no tiene una solución única para todos.

Los propietarios de autos que deben más que lo que el auto vale pueden tener que escoger entre dos opciones indeseables: hacer pagos regulares mientras potencialmente pierden capital o vender el carro y asimilar las pérdidas.

Pero esas no son necesariamente las únicas opciones. Si bien pagar el saldo total de su préstamo para auto puede ser inevitable, algunas formas de lidiar con un préstamo para auto “al revés” son mejores que otras.

El curso de acción más sensato puede depender en última instancia de su presupuesto, su crédito y el plazo en el que idealmente le gustaría pagar el préstamo.

En ese sentido, veamos cuatro pasos que pueden ayudarlo a determinar la mejor opción para lidiar con su préstamo “bajo el agua”.


  1. Calcule su capital negativo
  2. Comuníquese con su prestamista
  3. Pida un nuevo préstamo
  4. Considere deshacerse de su auto

1. Calcule su capital negativo

Empiece por determinar qué tan negativo es su saldo en el préstamo. Esto se puede hacer restando el valor estimado de su auto del saldo restante del préstamo que debe.

¿No está seguro de cuánto vale su carro actualmente? La Comisión Federal de Comercio sugiere verificar estos recursos para ayudarlo a calcular el valor del carro.

No existe una única fuente autorizada cuando se trata de valoración de carros (en inglés). Recomendamos verificar más de uno de los recursos anteriores para tener una mejor idea del valor real de su auto.

Para determinar el saldo del préstamo, debe restar el monto que ya pagó por el préstamo del monto total del préstamo original.

Digamos que investiga y descubre que el valor de mercado de su auto es de aproximadamente $15,000. Si debe $20,000 en su préstamo, entonces $5,000 están “bajo el agua”. En otras palabras, tiene $5,000 en capital negativo.

Antes de considerar seriamente vender o refinanciar, pregúntese si pagar ese capital negativo (en inglés) está dentro de sus posibilidades financieras. Si puede pagar una suma global sin contraer más deudas o poner en peligro sus otros activos, probablemente esta sea su mejor opción.

2. Comuníquese con su prestamista

Si no está en condiciones de pagar su capital negativo de una sola vez, aun tiene varias alternativas que vale la pena considerar.

El siguiente paso es llamar a su prestamista. Explique su situación y pregunte sobre las opciones que el prestamista puede ofrecer para ayudar a revertir el préstamo “bajo el agua”. Incluso si el prestamista dice que no hay opciones, no está de más preguntar.

Si tiene espacio en su presupuesto para pagar dinero adicional hacia el monto principal del préstamo cada mes, pregunte sobre cómo establecer esta opción. Pagar dinero adicional (en inglés) le ayudará a salir del préstamo más rápido y le permitirá reducir el saldo a un ritmo que supere la devaluación de su carro (en inglés).

Si bien aún tendrá que pagar su capital negativo, conservar su vehículo y liquidar su préstamo puede ayudarlo a sacar mejor provecho de una mala situación.

Puede ser más doloroso a corto plazo, pero al menos tendrá algo de capital con el que trabajar cuando compre un vehículo nuevo más adelante.

3. Pida un nuevo préstamo

¿Su prestamista no está dispuesto o no puede ayudarlo a “salir del agua” en su préstamo actual? Si su crédito es razonablemente bueno, refinanciar a una tasa de interés más baja podría ser la decisión correcta.

Al refinanciar un préstamo “al revés” por una tasa más baja, es importante buscar las condiciones de préstamo adecuadas (en inglés).

Es posible lo tienten a hacer pagos mensuales bajos, pero los pagos más bajos extienden la vigencia de un préstamo y podrían generar más capital negativo.

Los autos tienden a depreciarse con bastante rapidez, perdiendo alrededor del 20% de su valor en el primer año y hasta alrededor del 50% al 60% luego de cinco años, por lo que cuanto más rápido pueda liquidar el préstamo, es menos probable que esté “bajo el agua.”

¿Es más probable estar “bajo el agua” en un préstamo para auto a un plazo más largo?

Extender los plazos de su préstamo puede ayudarlo a pagar un auto más caro a corto plazo, pero puede exponerlo a riesgos a largo plazo. Si desea comprar un vehículo nuevo, es posible que tenga que seguir pagando una gran parte de su préstamo después de que el valor de su auto se haya depreciado significativamente.

4. Considere deshacerse de su auto

Según Edmunds (en inglés), “la mejor estrategia para salir a flote es desechar los planes de comprar un carro nuevo y quedarse con el que ya tiene”. Pero si ha explorado todas las demás opciones y no ve la manera de ponerse al día con la depreciación de su auto, puede que sea el momento de decir adiós.

Si está decidido a vender su carro (en inglés), enfóquese en venderlo por el precio más alto. Esto le ayudará a cubrir una mayor parte del saldo de su préstamo.

Limpiar detalladamente el carro y realizar las mejoras mecánicas necesarias puede ayudar a obtener mejores ofertas, pero si su presupuesto es restringido, considere al menos lavarlo y encerarlo bien.

Canjear su carro (en inglés) por uno nuevo puede ser tentador, ya que le ahorra tiempo y molestias, pero los canjes suelen generar menos dinero que los anuncios privados.

Además, recuerde que aún tendrá que cubrir el saldo de su préstamo actual. Lo más probable es que ese saldo se transfiera a su préstamo para auto nuevo, lo que aumenta el riesgo de volver a estar “bajo el agua”.

Los vendedores privados deben considerar el uso de recursos en línea para ahorrar dinero y llegar a la audiencia más amplia de compradores potenciales. Considere la posibilidad de comunicarse con su red personal y publicar anuncios clasificados en sitios en línea gratuitos como Craigslist.

Si una venta privada no es la opción adecuada para usted, considere canjear su carro con saldo pendiente de préstamo por un vehículo arrendado. Ese saldo puede tenerse en cuenta en el contrato de arrendamiento.

Si bien arrendar (en inglés) puede no ser lo ideal, Edmunds dice que “no tendrá que preocuparse por ninguno de los problemas del valor de reventa, ya que el auto regresa al concesionario al final del contrato de arrendamiento”.

Tenga en cuenta que, de cualquier manera, seguirá siendo responsable de cubrir el capital negativo que haya acumulado.


Próximos pasos

Tratar de escapar de un préstamo de auto “bajo el agua” puede ser increíblemente estresante.

Al momento de tomar una decisión sobre cómo salir de un préstamo de auto, es importante evitar ser impulsivo. Canjear su vehículo por uno nuevo puede hacer que obtenga su próximo carro más rápido, pero no lo libra de pagar su deuda.

En lugar de buscar una solución rápida pero costosa, considere todas sus opciones para encontrar el mejor método de pago para usted.

Eso podría significar llamar a su prestamista y pedirle ayuda en la forma de un plan de pago mejorado o refinanciación del préstamo. También podría significar pagar su capital negativo con una suma global o cambiarse a un contrato de arrendamiento para que no se vuelva a encontrar en la misma situación.

Cualquiera que sea su decisión, comprender las opciones puede ayudarlo a hacer el mejor uso de su tiempo y dinero mientras trabaja para revertir su préstamo “bajo el agua”.


About the author: Sarah C. Brady is a San Francisco–based financial consultant, workshop facilitator and writer. In addition to writing for Credit Karma, Sarah writes for Experian, LendingTree, Magnify Money, MSN News and more. In her … Read more.