Cómo hacer el intercambio de un carro que tiene un valor líquido negativo: 3 opciones

Man looking at the inside of a carImage: Man looking at the inside of a car

In a Nutshell

Cuando usted tiene un préstamo de auto y su deuda es mayor que el valor actual del vehículo, a eso se le llama valor líquido negativo. Esta situación puede hacer que el intercambio de su carro sea económicamente arriesgado. Es importante que considere cuidadosamente sus opciones (como seguir pagando su préstamo para obtener un capital positivo en su carro o transferir su valor líquido negativo a un nuevo préstamo) a la hora de decidir cómo manejar su intercambio. Algunas opciones podrían costarle más que otras.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Cuando considera que un carro nuevo puede perder el 20% o más de su valor (en inglés) en el primer año, es fácil ver cómo puede acabar debiendo más de lo que vale su vehículo.

Si la cantidad que debe en su préstamo de automóvil supera el valor de su vehículo, tiene lo que se conoce como valor líquido negativo (en inglés). Esto también se conoce como estar “al revés” en un préstamo de carro.

Al intercambiar un carro con valor líquido negativo, usted tiene varias opciones, pero pueden ser costosas y algunas requieren una gran cantidad de dinero de su bolsillo.

Veamos cómo puede saber cuánto vale su carro y si tiene valor líquido negativo, además de sus posibles opciones de intercambio.



Cómo se calcula el valor líquido negativo

Si está seguro de estar “al revés” en el préstamo de su carro y está pensando en cambiar su vehículo, es importante que calcule una estimación de la cantidad de valor líquido negativo que tiene. Necesitará conocer algunos datos clave:

Los sitios web de automóviles de terceros, como Kelley Blue Book y Edmunds, ofrecen herramientas para ayudar a estimar el valor de intercambio de su carro. Sólo tiene que introducir datos como el año, la marca y el modelo de su carro, y el número de millas del odómetro.

Ponerse en contacto con su prestamista es una manera fácil de averiguar cuánto dinero debe en su préstamo de carro. Por lo general, puede averiguarlo por teléfono o accediendo a su cuenta en el sitio web de su prestamista para ver la cantidad necesaria para saldar el préstamo. Esa cantidad puede ser diferente del saldo actual del préstamo, ya que incluye los intereses que debe hasta que el saldo se pague por completo, además de los cargos que no se hayan pagado.

Si la cantidad adeudada en el préstamo de su carro es mayor que el valor estimado del vehículo, la diferencia entre ambos es el valor líquido negativo. Por ejemplo, si debe $9,000 en el préstamo de su carro y su vehículo tiene un valor estimado de $6,000, actualmente usted tiene $3,000 de valor líquido negativo.

Opción 1: Postergue el intercambio

Cuando se intercambia un carro que tiene un valor líquido negativo, hay dos opciones principales: postergar el intercambio hasta que ya no esté “al revés” en su préstamo o seguir adelante con el intercambio y pagar el capital negativo.

Postergar el intercambio suele ser la mejor opción desde el punto de vista económico. Pero esto sólo funciona si usted no tiene urgencia para tener un carro nuevo. Puede aplazar el intercambio hasta que haya ahorrado lo suficiente para saldar el préstamo o, a más corto plazo, puede pagar más por el préstamo hasta que deje de estar “al revés”.

Realizar pagos adicionales de sólo el capital del préstamo o pagar más del mínimo mensual podría ayudarle a pagar su préstamo más rápidamente y a reducir su valor liquido negativo. Pero antes de hacerlo, asegúrese de que las condiciones de su préstamo no incluyan una multa por pago anticipado. Se trata de un cargo que algunos prestamistas cobran a los prestatarios que pagan sus préstamos antes de lo previsto.

Opción 2: Pague hasta eliminar el valor líquido negativo

Si necesita un carro nuevo lo antes posible, tendrá que saldar el valor líquido negativo de una forma u otra. Hay un par de maneras de hacerlo.

Para deshacerse del valor líquido negativo de su préstamo de auto, usted podría pagarlo todo de una vez, de su propio bolsillo. Por ejemplo, si usted debe $12,000 por su vehículo y el concesionario le ofrece $10,000 por el intercambio, usted le pagaría la diferencia de $2,000 a su prestamista. De nuevo, asegúrese de que no haya una multa por pago anticipado incluida en las condiciones de su préstamo.

Opción 3: Transfiera el valor líquido negativo a un préstamo para un carro nuevo

Si no tiene suficiente dinero en efectivo en el banco para saldar el capital negativo, un concesionario de automóviles a veces le permitirá transferir su capital negativo a su nuevo préstamo. Supongamos que debe $15,000 en el préstamo de su carro, pero el concesionario le ofrece sólo $13,000 por su intercambio. Los $2,000 de diferencia se incluirían en el préstamo del nuevo carro. Esto puede ser conveniente, porque no requiere que usted pague el capital negativo directamente de su bolsillo.

Sin embargo, seguir este camino suele significar pedir más dinero prestado en el siguiente préstamo de lo que vale el carro nuevo, lo que supone un mayor riesgo de quedar al revés en ese préstamo. Una cantidad mayor de préstamo también significa que podría pagar más en intereses. Asegúrese de confirmar que no está obligado a realizar pagos en ambos préstamos y que tiene claras todas las condiciones del nuevo préstamo.

Otro aviso: Según la Comisión Federal de Comercio, algunos concesionarios pueden prometer el pago de su préstamo de carro existente como parte de un intercambio, pero en realidad se limitan a transferir el saldo a su nuevo préstamo de carro o a deducirlo de su pago inicial. Hacer cualquiera de las dos cosas puede aumentar los costos de su préstamo. Asegúrese de revisar cuidadosamente su contrato de venta antes de firmarlo.

Si su única opción es transferir el saldo, considere la posibilidad de adquirir un carro usado con uno o dos años de antigüedad en lugar de la versión nueva. Un carro usado tendrá un valor más bajo, debido a la devaluación, lo que significa que probablemente no tendrá que pedir un préstamo tan grande.

Alternativa al intercambio: Venda su carro a un comprador particular

Tenga en cuenta que hacer un intercambio de su carro en el concesionario no es su única opción. También podría vender su vehículo (en inglés) a un comprador particular. Consulte primero a su prestamista para asegurarse de que esta es una opción basada en las condiciones de su préstamo y qué pasos adicionales, si los hay, habría que dar para realizar la venta.

Esta opción tiene una gran ventaja: Es probable que obtenga más dinero si vende el carro de forma privada en lugar de entregarlo en el concesionario. Los concesionarios por lo general no ofrecen más del valor de venta al por mayor en un intercambio. Con un comprador privado, normalmente puede vender el auto a un precio más alto, lo que podría ayudar a compensar su valor líquido negativo.

La desventaja de vender a un particular es que puede requerir más trabajo y tiempo que un intercambio en un concesionario. A menudo este tipo de venta incluye reunir documentos como el título de propiedad y los registros de mantenimiento, publicar anuncios del carro, investigar a los posibles compradores y realizar pruebas de carretera.


Próximos pasos

Si está al revés en el préstamo de su carro es buena idea postergar el intercambio si puede, a menos que se sienta cómodo pagando por adelantado el valor líquido negativo.

Pero si necesita un carro nuevo lo antes posible y una refinanciación de valor líquido negativo es su única opción, considere la posibilidad de comprar un carro usado y pedir el menor préstamo posible.

Y asegúrese de verificar que el plazo del préstamo y la cantidad de la cuota mensual se ajusten a su presupuesto. A medida que el plazo del préstamo se alarga, el riesgo de que el valor líquido sea negativo es mayor porque el carro seguirá desvalorándose. También podría acabar pagando más en intereses a lo largo del préstamo. Y sea cual sea la opción que esté considerando, asegúrese de hacer la investigación necesaria para poder elegir la mejor solución para usted.


About the author: Warren Clarke is a writer whose work has been published by Edmunds.com and the New York Daily News. He enjoys providing readers with information that can make their lives happier and more expansive. Warren holds a Bac… Read more.