¿Debo comprar un carro nuevo o uno usado?

Parents and son washing their car in their drivewayImage: Parents and son washing their car in their driveway

In a Nutshell

Quizá esté buscando un vehículo y no está seguro de si debería comprar un carro nuevo o usado. Pero antes de entrar en un concesionario o empezar a comprar en línea, sepa que hay ventajas y desventajas para cada opción a considerar. Los carros nuevos suelen ser más caros, pero puede conseguir exactamente lo que quiere. Un carro usado puede ahorrarle dinero, pero es posible que tenga que renunciar a algunas características y preocuparse más por el mantenimiento.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

No hay duda de que la compra de un carro puede ser estresante. Incluso ya antes de sentarse a regatear el precio de un vehículo, usted tendrá que decidir la marca y el modelo que desea y si debe comprarlo nuevo o usado.

Para algunas personas, elegir un carro y decidir entre comprar uno nuevo o uno usado puede ser una decisión fácil. Algunos compradores potenciales puede que se preocupen casi exclusivamente de ahorrar todo el dinero posible y nunca consideren la posibilidad de comprar un carro nuevo. Otros pueden querer elegir el vehículo exacto de sus sueños y les gusta saber que son el primer y único propietario.

También hay muchas personas que podrían considerar cualquiera de las dos opciones, pero quieren saber las ventajas y desventajas de comprar uno nuevo frente a uno usado. Si usted es uno de ellos, siga leyendo.



Los beneficios de un carro nuevo

Un carro nuevo y reluciente puede ofrecerle las características más modernas e incluso puede venir con una garantía y asistencia en carretera, lo que le da la tranquilidad de tener cobertura en caso de que se encuentre con ciertos problemas en el carro. Veamos otras ventajas importantes de elegir un carro nuevo.

Aprovechar las ofertas de financiación

Los concesionarios pueden ofrecerles a los compradores de carros nuevos incentivos financieros especiales, como devoluciones en efectivo o financiación del 0% durante un período promocional. Estas ofertas podrían ayudar a reducir el costo inicial, haciendo que el carro sea más asequible.

Si está pensando en comprar un carro usado, también podría aprovechar las ofertas e incentivos. Por ejemplo, algunos fabricantes ofrecen promociones especiales en vehículos de segunda mano certificados si se financia a través del concesionario.

Pero si tiene puntajes de crédito bajos, es posible que no pueda optar por ofertas especiales en carros nuevos ni usados certificados.

Personalizar su carro y obtener la última tecnología

Una gran ventaja de comprar un carro nuevo es la personalización. Si quiere un color, un interior o unas características específicas, puede adaptar un vehículo a su gusto y pedirlo a través de un concesionario.

Comprar un carro nuevo también puede ser la única manera de obtener lo último en tecnología. Piense en la asistencia de cambio de carril, en el control de crucero adaptativo o incluso en el software integrado que puede alertarle cuando alguien (como su hijo adolescente) vaya a gran velocidad o conduzca sin el cinturón de seguridad.

Obtener una amplia cobertura de la garantía

Los vehículos nuevos suelen venir con una garantía de punta a punta y del sistema de transmisión, además de asistencia en carretera. Estas garantías pueden ayudar a asegurarles a los compradores que las reparaciones cualificadas pueden estar cubiertas.

Si está pensando en comprar un carro usado, la garantía no está necesariamente descartada. Los carros con pocos años y pocas millas pueden incluir algún tipo de garantía del fabricante, si es que puede transferirse al nuevo propietario. Los carros usados certificados y comprados a través de un concesionario de carros nuevos también pueden venir con una garantía de fábrica extendida.

Pagar menos por reparaciones y mantenimiento

Las garantías de un carro nuevo pueden cubrir muchos tipos de reparaciones comunes. En cambio, si usted compra un carro usado, es posible que deba tener un fondo para las reparaciones. Incluso los carros conocidos por su fiabilidad pueden averiarse a veces, y si tiene la suerte de contar con una garantía que cubra ciertos problemas, probablemente no lo cubra todo.

Por ejemplo, con el desgaste normal tendrá que comprar neumáticos o pastillas de freno nuevos, los que pudieran no estar cubiertos por la garantía. Dependiendo de las millas, un carro usado podría requerir mantenimiento o reparaciones costosas.

Consumer Reports (en inglés) descubrió que los propietarios de ciertas marcas y modelos de carros de 2007 y 2014 (y sólo para las marcas de carros que formaban parte de los datos de la encuesta) pagaron en promedio entre $10 y $390 en reparaciones y mantenimiento durante un período de 12 meses. Pero durante el décimo año del carro, pagaron en promedio entre $315 y $1,125.

Hacer menos trabajo de preparación

Los primeros pasos para comprar un carro usado o uno nuevo son similares. Usted fija un presupuesto, identifica las posibles marcas y modelos dentro de su rango de precios e investiga los precios. Si va a comprar un carro nuevo, el siguiente paso será probablemente dirigirse a algunos concesionarios.

Pero si va a comprar un carro usado (en inglés), quizá tenga que buscar y comparar un poco más y explorar los carros usados que estén a la venta en su zona. Si quiere algo específico, como un color o unas características determinadas, puede que le lleve un tiempo encontrar el carro adecuado. Una vez que lo encuentre, sería bueno obtener una copia del informe del historial del vehículo y programar una inspección; ambas cosas pueden costarle dinero. Si va a comprarle a un vendedor particular, también tendrá que revisar el título del carro.

Los beneficios de un carro usado

Comprar un carro de segunda mano puede ahorrarle dinero. Veamos algunos beneficios de comprar un carro usado.

La devaluación es más lenta

Un carro nuevo se devalúa (en inglés) (o pierde su valor) en cuanto sale del concesionario. De hecho, podría perder el 20% o más de su valor en el primer año, dependiendo de la marca y del modelo. Esto puede no importarle si piensa tener el carro durante mucho tiempo, pero si financia su carro y piensa venderlo en los próximos dos años, es posible que no pueda venderlo por lo suficiente como para cubrir lo que debe del préstamo del carro.

Cómo salir de un préstamo de auto “al revés”

En general, los vehículos usados no se devalúan tan rápido como los nuevos. Después del primer año, la devaluación de los carros usados puede disminuir hasta alcanzar entre el 9% y el 12% anual en algunos modelos.

El costo es menor

Esta es la diferencia principal: Si un carro nuevo vale un 20% menos después del primer año, ¿por qué no comprar un coche casi nuevo y ahorrarse algo de dinero? Aunque mucha gente no vende su carro inmediatamente después de comprarlo, con frecuencia se pueden encontrar vehículos con apenas 1 o 2 años de antigüedad. Si usted se decide por comprar un carro usado, podría pagar menos por el vehículo — y también podría ahorrar en el seguro del carro. El costo del seguro es por lo general menor para los carros de menor precio.

Si no hay una gran diferencia de costo entre un modelo nuevo y el mismo modelo con 1 año de antigüedad, es posible que la financiación del coche usado sea más costosa. Aunque el modelo más antiguo probablemente cueste menos, las tasas de interés de los préstamos para carros usados suelen ser más altas que las de los carros nuevos. El informe Experian State of the Automotive Finance Market (en inglés) muestra que en el segundo trimestre de 2020 la tasa de interés promedio de los préstamos para carros nuevos fue de un 5.17%, frente a un 9.78% de todos los préstamos para carros usados.

Los beneficios de un pago inicial considerable

Dependiendo de su situación financiera, puede tener más posibilidades de que le aprueben un préstamo para un carro usado de menor costo, en especial si puede dar un pago inicial considerable. Si esto no es posible, conseguir la aprobación de un préstamo que cubra el costo generalmente más elevado de un carro nuevo puede ser difícil, especialmente si sus puntajes de crédito son bajos.


Próximos pasos: compare sus opciones

Hay ventajas y desventajas en la compra de carros nuevos y usados, y lo que usted decida puede depender de sus preferencias personales y de su situación económica. Sólo asegúrese de comparar sus opciones, negociar el precio de venta y comparar las opciones de préstamo si es que no va a pagar en efectivo. Conseguir la pre-aprobación de préstamos de unas cuantas entidades de préstamo también puede ayudarle a obtener varias estimaciones y a comparar sus opciones.


En las palabras de un experto

P: ¿Qué consejo le daría a alguien que quiere comprar un auto en los próximos seis meses?

R: “Las estrategias financieras básicas sólidas por lo general no cambian mucho con el tiempo. Lo mismo ocurre con la compra de un carro. Un consumidor no debe sentirse obligado ni comprometido con un solo vendedor. Debe investigar y comparar sus opciones. También es esencial informarse al máximo sobre el mercado actual de vehículos. Los carros son bienes que se devalúan muy rápidamente (a diferencia de las viviendas); no son inversiones. Si un consumidor puede adquirir un carro usado y fiable sin necesidad de financiación, esa es la mejor opción en términos de patrimonio total. Cuestiones como la apariencia, la fiabilidad o la seguridad pueden impulsar a la gente hacia carros más caros, y eso puede ser razonable en algunas situaciones. Pero si uno puede comprar un buen carro sin financiación, no hay razón para gastar más. De hecho, hay otros lugares mejores para destinar ese dinero, como el ahorro, la vivienda o la educación”.

Dr. Alex Brown, Profesor of economía, Texas A&M University


About the author: Louis DeNicola is a personal finance writer and has written for American Express, Discover and Nova Credit. In addition to being a contributing writer at Credit Karma, you can find his work on Business Insider, Cheapi… Read more.