Cómo negociar el precio de su carro

Couple buying a car from salesman.Image: Couple buying a car from salesman.

In a Nutshell

Aprender a negociar el precio de compra de un carro puede ser relativamente sencillo, pero tiene que estar dispuesto a seguir algunas pautas para mejorar sus posibilidades de hacer un buen negocio. Se enfrentará con vendedores entrenados que negocian como parte de su trabajo, así que tendrá que investigar un poco de antemano.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Si quiere conseguir una mejor oferta de carro, es bueno que se prepare con algunas tácticas de negociación.

Si está listo para comprar un carro nuevo o usado (en inglés), terminar de hacer un negocio sabiendo que ha conseguido un buen precio es importante. Pero es posible que no esté seguro de cómo negociar con éxito el precio de su carro. Afortunadamente, negociar el precio de un vehículo no es demasiado difícil, siempre y cuando entienda bien el proceso y cómo funciona.



Investigue cuál es el valor de mercado del auto que quiere

Cuando vaya a comprar un carro, tendrá que investigar un poco antes de empezar el proceso de negociación. Querrá leer todo lo que pueda encontrar sobre el precio promedio que se paga por el carro que está comprando. (También querrá comprobar el valor del carro que va a dar a cambio, si lo tiene).

Puede evaluar el valor del carro que quiere ingresando su información en un sitio web que rastree y evalúe los valores de los carros, como Kelley Blue Book o Edmunds. Esto puede ayudarle a calcular un rango del precio promedio estimado en su zona. Una vez que tenga una idea más clara del costo, podrá fijar el precio ideal para el carro que quiere comprar.

En algunos casos, el momento concreto del día, la semana, el mes o el año puede afectar al precio que se paga por el carro. Conozca más sobre el mejor momento para comprar un carro nuevo (en inglés).

Deje la emoción fuera de la transacción

Cuando esté listo para empezar a negociar el precio de un carro, recuerde que el objetivo de la transacción es conseguir la mejor oferta posible. Puede ser fácil encariñarse con un carro en particular o sentir que ha invertido mucho en una oferta específica, pero deje la emoción fuera de la ecuación.

Si no lo hace, podría acabar con un precio de venta que no va ser el mejor. Esté siempre dispuesto a marcharse si no consigue lo que cree que es un precio justo por el carro que está considerando.

Además, procure no dejarse presionar por un vendedor de carros. Si está preparado para una negociación dura, será menos probable que caiga en ella.

Negocie cada parte de la transacción por separado

Una vez que tenga la información sobre el precio, usted puede empezar a negociar con un concesionario u otro vendedor. Por desgracia, la mejor manera de negociar para usted no es la que prefiere el concesionario.

Es posible que los concesionarios quieran enfocarse en la transacción en su totalidad, incluyendo el precio del carro, el valor del carro que usted da a cambio (en inglés), la financiación y cualquier compra adicional. De ese modo, los concesionarios pueden ofrecerle una buena oferta en parte de la transacción y ganar dinero con las demás.

Negociar el precio de un carro de esta manera puede ser arriesgado, sobre todo si usted se enfoca en la cuota mensual y no en el precio total del carro. Un concesionario puede aceptar reducir la cuota mensual alargando la duración del préstamo, pero esto puede dejarle endeudado durante más tiempo de lo previsto y probablemente termine pagando más intereses. Así que, si se enfoca en un solo aspecto, como el pago mensual, y no en la totalidad de la compra del auto, podría acabar pagando más por su carro al final.

Por eso es importante considerar la negociación de cada parte de la transacción por separado.

Si el concesionario insiste en hacerlo a su manera, sea educado pero firme con lo que usted quiere. Si no están dispuestos a colaborar con usted, busque un concesionario que sí lo haga.

Negocie el precio final

Al negociar el precio del carro, asegúrese de que está negociando el precio final que pagará por llevarse el carro del concesionario, lo que se suele llamar precio “de salida” o “drive-away”.

Dígale al concesionario que solo trabajará con una cifra de salida y que debe incluir todos los recargos, el impuesto sobre las ventas y cualquier otro costo que tenga que pagar. Si el concesionario intenta darle una cifra diferente cuando esté cerrando el contrato, considere seriamente la posibilidad de marcharse.

Consejos para negociar el precio de un carro nuevo

Antes de comenzar el proceso de negociación para comprar un vehículo nuevo (en inglés), va a necesitar investigar algunas cosas especificas relacionadas con los carros nuevos.

Busque cuáles son los incentivos disponibles con el carro que desea

Los fabricantes de automóviles, como Honda, Toyota o Ford, pueden ofrecerles a los concesionarios y a los consumidores incentivos para elegir un determinado modelo de auto. Conozca esos incentivos con antelación para asegurarse de que se incluyen en el precio final.

Y si está pensando en financiar el carro, verifique si hay ofertas de tasas de interés bajas por parte de los fabricantes de automóviles para el modelo de auto específico que está considerando. Estas ofertas podrían ahorrarle más dinero en comparación con un préstamo bancario. Pero asegúrese de tener un plan alternativo en caso de que no le aprueben la tasa de interés promocional.

Pagar en efectivo frente a obtener financiamiento del concesionario

Decidir entre pagar al contado o financiar el vehículo con el concesionario puede influir en el precio que pague por su carro. El departamento de financiación es otra área en la que el concesionario puede obtener ganancias. Si paga en efectivo o con financiación externa, el concesionario puede perder dinero adicional en la parte de financiación de la transacción, lo que puede hacer que el concesionario esté menos dispuesto a negociar el precio.

Además, es posible que algunos incentivos para carros nuevos sólo estén disponibles si se financia a través del fabricante. Si está pensando en pagar un carro en efectivo, escuche de todos modos las opciones de financiación del concesionario: puede que se ahorre suficiente dinero en el precio de compra como para que merezca la pena. Verifique si hay una penalización por pagar el préstamo antes de tiempo. Si no hay ninguna penalización y se ahorrará más dinero en el precio del carro si pide un préstamo, considere la posibilidad de financiarlo para conseguir la oferta y luego pagarlo tan pronto como el préstamo lo permita. Tendrá que hacer cálculos para asegurarse de que los intereses o los recargos por pedir el préstamo son menores que el ahorro que obtendrá en el precio total.

Compare precios en varios concesionarios

Una vez que esté preparado para empezar a negociar el precio del carro, recuerde que los carros nuevos solo son productos. Es posible que encuentre el mismo carro nuevo en su concesionario local o en otros concesionarios situados a pocas horas de su casa.

Aproveche esta circunstancia y pida estimaciones a varios concesionarios, incluso a los que estén fuera de su zona. Luego, utilice esas estimaciones para que los concesionarios compitan entre sí con contraofertas para conseguir el precio más bajo posible (en inglés).

Trate de negociar por correo electrónico

Cuando negocie con varios concesionarios, considere la posibilidad de hacerlo por correo electrónico. De este modo, se asegurará de tenerlo todo por escrito.

Sonia Steinway, presidenta de Outside Financial, sugiere ponerse en contacto con varios concesionarios y pedirle a cada uno su mejor precio.

Esto le ayudará a hacer una comparación entre equivalentes cuando vea los diferentes estimados. Negociar por correo electrónico también puede hacer que parezca menos personal, lo que puede ayudarle a mantener la emoción fuera de la transacción.

Consejos para negociar el precio de un carro usado

La compra de un carro usado le añade más variables al proceso de compra de un carro. A diferencia de los carros nuevos, cada carro usado es único y puede no ser fácil encontrarlo en otro concesionario. O quizás quiera comprarle un carro a un vendedor particular (en inglés). En cualquier caso, hay algunas cosas en las que debería pensar primero.

Tenga en cuenta que cada carro usado es único e investigue su pasado

Cada carro tendrá una historia única, una condición actual y un número de millas en el odómetro.

Por este motivo, es importante investigar a fondo cualquier carro de segunda mano que vaya a comprar. Obtenga un informe del historial del vehículo (en inglés) utilizando un servicio como Carfax (en inglés) para ver cuántos propietarios anteriores ha tenido el carro, si ha tenido algún accidente y qué mantenimiento u otros trabajos se han realizado en el mismo. Estos factores son importantes tanto para elegir un carro usado como para negociar su precio.

Anote las imperfecciones para facilitar las negociaciones en persona

Es posible que le resulte más difícil negociar el precio de un carro usado por Internet, ya que querrá ver y probar el carro real para asegurarse de que todo es como se espera. Cuando evalúe un carro en persona, tome nota de todas las imperfecciones que podría utilizar para negociar un precio más bajo.

No tiene que señalárselas al concesionario o al vendedor hasta que usted esté preparado para negociar. En su lugar, haga una lista o tome fotos de los problemas para poder consultarlos cuando esté preparado.

Haga que un mecánico inspeccione el carro antes de comprarlo

Hacer que un mecánico independiente inspeccione el carro es un paso importante en el proceso de compra. Puede que usted tenga que pagar los costos que conlleva, pero el dinero por lo general merece la pena. El mecánico puede darte la tranquilidad de que no hay problemas evidentes en el coche y tomar nota de cualquier problema que deba solucionarse antes de cerrar la venta.

Pídale al mecánico un informe y utilice los problemas anotados, como la necesidad de cambiar las pastillas de freno o las llantas, para solucionarlos o para conseguir un mejor precio por el carro antes de comprarlo.

Opciones si no quiere regatear

Si no quiere negociar el precio del carro, pero quiere tratar de encontrar una buena oferta, usted tiene algunas opciones.

Puede utilizar un servicio de compra de carros que negocie previamente el precio a su nombre. Sam’s Club, Costco y muchos otros ofrecen este servicio. Sin embargo, estos servicios pueden recibir una comisión por referir al concesionario, por lo que es posible que usted no reciba el mejor precio posible.

Otra opción es comprar en un programa sin regateo. Estos programas existen tanto para los carros nuevos como para los usados.

“La compra de carros sin regateo le ayuda a evitar el tiempo y las molestias que conlleva el regateo, algo que a mucha gente no le gusta”, dice Steinway.

Aunque esos programas de compra sin regateo pueden aliviar el proceso de compra de un carro, es posible que acabe pagando más por la comodidad. Y tendrá que tener cuidado si sigue ese camino: investigue primero cuál es el precio justo del carro que le interesa.


En resumen

Negociar el precio de un carro puede ser un proceso largo y frustrante. Algunos vendedores de carros pueden utilizar esto en su beneficio para intentar que usted acepte sus precios y términos. Cada dólar que ceda es otro dólar de ganancia para el concesionario o el propietario del carro.

Estar preparado para la negociación del precio de un carro es muy importante, así que no olvide los recursos que pueden ayudarle a conseguir un buen negocio. Y el proceso de negociación puede durar horas, así que prepárese también para eso. Se alegrará de haber estado preparado en todos los frentes a la hora de negociar el precio de su carro, para poder salir contento y seguro de haber hecho un buen negocio.


About the author: Lance Cothern is a freelance writer specializing in personal finance. His work has appeared on Business Insider, USA Today.com and his website, MoneyManifesto.com. Lance holds a Bachelor of Business Administration in … Read more.