Cómo refinanciar un préstamo de auto en 5 pasos

Young man drinking coffee and writing on document in living roomImage: Young man drinking coffee and writing on document in living room

In a Nutshell

Refinanciar un préstamo de auto podría ayudarle a ahorrar dinero a largo plazo reduciendo su tasa de interés, disminuyendo sus pagos mensuales o permitiéndole cancelar su préstamo por anticipado. Hay pasos que puede tomar para ayudarle a determinar si podría calificar y para ayudarle a concentrarse en una oferta que pueda ser adecuada para su situación.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Si su situación financiera ha cambiado o simplemente desea mejores condiciones de préstamo automotriz, refinanciar su préstamo de auto puede ser una buena decisión.

Cuando refinancia su auto, obtiene un nuevo préstamo para pagar el saldo de su préstamo actual. Tal vez su crédito haya mejorado y pueda calificar para una tasa de interés más baja, o quizá su situación financiera haya mejorado y quiera eliminar el aval o co-firmante (en inglés) de su préstamo original. Refinanciar con un nuevo préstamo podría significar obtener mejores condiciones y tasas de interés que sean más compatibles con sus necesidades financieras actuales y con sus planes a largo plazo.

Siga leyendo estos consejos para ayudarle a determinar si un refinanciamiento es adecuado para usted y para aprender cómo refinanciar un préstamo de auto.



1. Determine si la refinanciación de auto tiene sentido para usted

Si bien el refinanciamiento puede ofrecer muchos beneficios, no es una solución que funcione para todos. Antes de profundizar demasiado en el proceso, hágase estas preguntas.

¿Existe un recargo por pago anticipado?

Si su préstamo actual tiene un recargo por pago anticipado (en inglés), puede que no valga la pena intentar refinanciar. Un recargo por pago anticipado significa que se le cobrará una tarifa por pagar el préstamo antes de tiempo.

¿De qué cargos será responsable?

Podría haber cargos necesarios para volver a registrar el vehículo y transferir el título después de la refinanciación (en inglés). Estos cargos varían según el estado, por lo que vale la pena averiguar lo que cuesta en su estado antes de refinanciar.

¿El saldo de su préstamo es mayor que el valor de su vehículo?

Kelley Blue Book (en inglés) ofrece recursos y herramientas para encontrar precios de autos usados. Si el monto pendiente del préstamo es más alto que el valor comercial del auto (lo que se conoce como tener un préstamo con saldo negativo), es posible que tenga problemas para obtener la aprobación de un nuevo préstamo o que vea una pequeña diferencia en las condiciones del nuevo préstamo que le ofrecen. Algunos prestamistas pueden permitirle transferir el saldo pendiente de su préstamo actual a su nuevo préstamo, pero tenga en cuenta que esto se añadirá a su deuda total.

¿Qué edad tiene su carro?

Los prestamistas pueden tener restricciones acerca de refinanciar un auto. Por ejemplo, algunos prestamistas no permitirán refinanciar autos de más de ocho años o con más de 100,000 millas recorridas.

¿Ha mejorado su crédito?

Si su crédito ha mejorado, refinanciar podría resultar en una tasa de interés más baja, lo que podría ahorrarle dinero en intereses durante la vigencia del préstamo. Pero si su crédito no ha mejorado, puede resultar difícil obtener una tasa más baja, a menos que las tasas de interés hayan bajado desde que obtuvo su préstamo actual.

Si no está seguro, verifique su crédito para tener una idea de cómo se encuentra. Verificar sus informes de crédito también puede ayudarlo a identificar y disputar cualquier error potencial que pueda estar afectando sus puntajes de crédito.

2. Reúna los documentos necesarios

Si decide seguir adelante con un refinanciamiento, deberá recopilar algunos documentos e información antes de poder iniciar el proceso. Aquí se muestra parte de la información que puede necesitar tener a la mano.

Información personal

Es posible que necesite información como su número de identificación, direcciones anteriores y cuánto paga mensualmente en su hipoteca o alquiler.

Comprobante de ingresos

Los prestamistas quieren saber que podrá pagar su préstamo. Es posible que necesite un recibo de su cheque de pago o una declaración de impuestos. También se le puede pedir que presente su historial laboral.

Prueba de seguro de auto

Es posible que deba presentar un comprobante de seguro a su prestamista. Si es así, deberá demostrarlo a su prestamista con una tarjeta de seguro u otra prueba de seguro.

Información sobre su préstamo actual

Es posible que deba conocer el saldo de su préstamo de auto actual, así como la información de ese prestamista. También será útil conocer su tasa de interés y la duración del préstamo al comparar para asegurarse de que está recibiendo mejores ofertas.

Información sobre el auto

Querrá tener a mano la marca, el modelo, el kilometraje/millaje y el año. El número de identificación del vehículo (VIN, por sus siglas en inglés), a menudo se puede encontrar en la esquina inferior del parabrisas del lado del conductor, aunque la ubicación exacta puede variar según la marca y el modelo del auto.

3. Considere solicitar una calificación previa

Tómese su tiempo para comparar precios y ver para qué ofertas puede calificar. Solicitar una calificación previa, o precalificación (en inglés), puede ser un buen punto de partida. Para obtener la calificación previa, el prestamista examinará cierta información, como su crédito y el tipo de vehículo. La calificación previa generalmente se considera una verificación suave, que no dañará su crédito por sí sola. Pero la calificación previa no es una garantía de aprobación, y si decide solicitar el préstamo, en última instancia tendrá que solicitarlo y enfrentar la verificación de crédito dura que lo acompaña.

Consulte con varios prestamistas y compare las tasas de interés, las condiciones del préstamo y el costo total de los préstamos disponibles para usted. Averigüe si alguno de los préstamos califica para un descuento por pago automático. Elegir esta opción puede reducir su tasa de interés y ayudar a garantizar que no se olvide de un pago: sale ganando de ambas maneras.

Puede ser tentador elegir una oferta con un plazo de préstamo más largo, lo que podría resultar en un pago mensual más bajo. Pero tenga en cuenta que terminará pagando más intereses y aumentará el riesgo de que su préstamo tenga saldo negativo.

Sobre todo, considere la razón principal por la que desea refinanciar y si los términos de cada préstamo abordan esa necesidad.

Investigando, puede estar más seguro de que cuando elija un préstamo está seleccionando la mejor oferta disponible para usted.

4. Solicite un préstamo de refinanciamiento de auto

Una vez que haya hecho comparaciones, reunido toda su información y tomado una decisión, estará listo para presentar la solicitud.

Deberá completar una solicitud de préstamo para el prestamista que elija. Aquí puede ser útil la documentación que reunió, ya que es posible que deba presentarla en la aplicación. Esta aplicación contará como una verificación de crédito dura, lo que puede reducir sus puntajes de crédito en algunos puntos.

Si se aprueba su préstamo y usted firma la documentación que el prestamista le proporciona, debe obtener un documento de su prestamista con todos los términos de su nuevo préstamo. Guarde una copia para sus registros, ya que incluirá detalles sobre la fecha de vencimiento de su pago, la cantidad mínima que deberá pagar cada mes y sus opciones para realizar los pagos del préstamo.

5. Pague su préstamo anterior y comience a realizar nuevos pagos mensuales

Dependiendo de su prestamista, el prestamista puede encargarse de gran parte de la transición de su antiguo préstamo al nuevo. Por ejemplo, su nuevo prestamista podría cancelar su préstamo anterior. Pero asegúrese de comunicarse con su prestamista anterior para obtener la confirmación de que se pagó en su totalidad antes de dejar de hacer los pagos de ese préstamo.

Una vez que haya cancelado su préstamo original, puede concentrarse en realizar los pagos de su nuevo préstamo a tiempo cada mes, lo que puede ayudarle a aumentar su crédito.


¿Qué sigue?

La refinanciación puede ser una excelente manera de encontrar un préstamo de auto que mejor se adapte a sus necesidades. Tomándose el tiempo para reunir información importante e investigando, puede obtener mejores condiciones de préstamo que pueden ahorrarle dinero ofreciéndole una tasa de interés más baja.

Si no está seguro de si el refinanciamiento de un préstamo de auto es adecuado para usted, considere otras formas en que podría reducir el pago de su auto.


About the author: Liz Knueven is a personal finance writer with a BFA in writing from Savannah College of Art and Design. Liz has been published by Business Insider, Carfax.com and LendingTree. Read more.