Cómo solicitar una tarjeta de crédito sin un número de seguro social

un hombre y una mujer miran una computadora portátil juntos sonriendoImage: un hombre y una mujer miran una computadora portátil juntos sonriendo
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Como estudiante internacional, nuevo inmigrante u otra persona no ciudadana, es posible que haya renunciado a solicitar una tarjeta de crédito al llegar al cuadrito de la solicitud que pide su número de seguro social.

El número de seguro social, llamado en inglés SSN para abreviar, es un número único de nueve dígitos que se asigna a los ciudadanos estadounidenses (y a algunos residentes temporales y permanentes) para llevar un control de sus ganancias y beneficios. En general, usted necesita un número de seguro social para obtener un empleo, cobrar las prestaciones de seguro social y tener acceso a otros servicios del gobierno. Los bancos y las compañías de tarjetas de crédito también pueden pedir su SSN cuando solicita una nueva tarjeta de crédito, ya que les ayuda a comprobar que usted es quien dice ser.

¿Pero qué hay de las personas que no son ciudadanos? ¿Simplemente no tienen suerte cuando se trata de solicitar una tarjeta de crédito?

“Puede ser difícil obtener una tarjeta de crédito como persona que no reside aquí”, dice Linda Sherry, directora de prioridades nacionales de la organización de educación y defensa del consumidor Consumer Action. “Otros países no tienen el mismo sistema que tenemos aquí cuando se trata de establecer crédito, y es difícil para alguien confiar en usted cuando no conoce su historial crediticio”.

Como lo señala la Administración del Seguro Social, generalmente solo los individuos no ciudadanos autorizados por el Departamento de Seguridad Nacional para trabajar en los Estados Unidos pueden obtener un SSN.

Por fortuna, hay más de un modo de obtener una tarjeta de crédito sin un número de seguro social. Algunas compañías de tarjetas de crédito aceptan una forma alternativa de identificación en lugar de un SSN. Siga leyendo para saber cómo puede empezar a establecer un historial crediticio en los Estados Unidos.

Cómo obtener una tarjeta de crédito sin un número de seguro social

  1. Solicite un número de identificación individual del contribuyente (ITIN)
  2. Elija bancos que acepten un ITIN o una identificación alternativa
  3. Revise su crédito
  4. Solicite una tarjeta de crédito

1. Solicite un número de identificación individual del contribuyente (ITIN)

Si no puede obtener un número de seguro social, aun así puede solicitar una tarjeta de crédito utilizando un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN), que es un número de identificación de trámite de impuestos asignado a las personas por el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS).

Dependiendo de la compañía bancaria o de tarjeta de crédito, en ocasiones puede usar un ITIN en lugar de un número de seguro social al solicitar una tarjeta de crédito. Hay formas sencillas de solicitar un ITIN:

Después de someter la solicitud, tenga paciencia. Deberá recibir una respuesta del IRS en un plazo de siete semanas si reúne los requisitos y su solicitud está completa.

2. Elija bancos que acepten un ITIN o una identificación alternativa

Los emisores de tarjetas de crédito no están obligados a pedir un número de seguro social en la solicitud de la tarjeta, pero muchos lo hacen de todos modos. La buena noticia es que algunos emisores aceptan un ITIN en su lugar. Enseguida aparecen varios emisores y sus actuales reglas de manera resumida:

American ExpressAcepta un ITIN, un pasaporte extranjero u otra identificación emitida por el gobierno.
Bank of AmericaAcepta un ITIN, un pasaporte extranjero u otra identificación emitida por el gobierno. Requiere un SSN para solicitudes en línea.
Citi®Para ciertas tarjetas, Citi® acepta una copia de uno de los siguientes documentos: pasaporte, tarjeta de identidad nacional u otra identificación válida emitida por el gobierno. Debe presentarse en persona en una sucursal de Citibank.
Capital One®  Solamente acepta un ITIN o un SSN.    

3. Revise su crédito

Independientemente de la forma de identificación que utilice, querrá verificar y asegurarse de que su informe crediticio esté correcto pues podría haber información incorrecta que dañe su crédito. Entre otros factores, la compañía de tarjetas de crédito examinará su informe para determinar si usted califica para una tarjeta en particular.

Podría hacerse la pregunta: “Un momento, ¿acaso tengo un informe de crédito?”

Incluso si no tiene un número de seguro social, puede revisar su crédito. Por ejemplo, Experian, una de las principales agencias de informes de crédito, coteja toda la información proporcionada por los prestamistas, aunque no se haya proporcionado un número de seguro social.

4. Solicite una tarjeta de crédito

Si su historial de crédito en los Estados Unidos refleja que ha pagado sus cuentas a tiempo, prosiga y solicite una tarjeta de crédito que acepte un ITIN u otra documentación.

Sin embargo, si cree que su informe crediticio no contiene suficiente información para que un emisor le apruebe, o si su historial de crédito muestra pagos atrasados ​​u otros factores que pueden dañar su crédito, puede comenzar a establecer un historial crediticio a través de una tarjeta de crédito con depósito de garantía, dice Sherry.

Con una tarjeta de crédito con depósito de garantía, usted paga un depósito en efectivo que generalmente determina su límite de crédito. Estas tarjetas están diseñadas para ayudarle a establecer crédito con uso responsable; así que asegúrese de hacer los pagos a tiempo y en su totalidad. Muchos emisores de tarjetas de crédito con depósito de garantía someten su actividad e historial de pagos a las principales agencias de informes de crédito, por lo que esta puede ser una buena forma de crear un sólido historial crediticio.


¿No puede obtener una tarjeta de crédito? Considere una tarjeta prepagada.

Si aún no puede obtener una tarjeta de crédito, pero aún desea una forma de pago más segura y conveniente que el efectivo, una tarjeta prepagada podría ser la respuesta a sus plegarias, o al menos una buena alternativa de pago mientras tanto.

Si bien técnicamente no son tarjetas de crédito, las tarjetas prepagadas ofrecen un modo de mantener su dinero en un solo lugar y pagar con plástico cuando esa es la mejor y más fácil opción. La tarjeta prepagada se puede usar del mismo modo en que podría usar una tarjeta de crédito tradicional: para pagar cuentas en línea, cenar fuera o reservar un boleto aéreo.

Cabe destacar que generalmente no puede establecer crédito con una tarjeta prepagada, ya que por lo normal su historial de pagos no se reporta a las principales agencias de informes crediticios.


En conclusión

Ser nuevo en los Estados Unidos puede implicar una gran cantidad de retos cuando se trata de establecer crédito. No obstante, no se desanime mucho. Algunas compañías de tarjetas de crédito permiten al ciudadano no estadounidense hacer una solicitud con otras formas de identificación, como un ITIN o un pasaporte emitido por el gobierno.

Si el no tener un historial crediticio adecuado en los Estados Unidos, le impide que le aprueben, solicitar una tarjeta de crédito con depósito de garantía puede ser su mejor opción. Úsela de modo responsable, y podría estar rumbo a obtener una tarjeta de crédito sin garantía más adelante.


About the author: Deb Hipp is a freelance writer with a bachelor’s degree in English and creative writing from the University of Missouri-Kansas City. When she’s not writing about personal finance and news, she enjoys traveling to seas… Read more.