Negociación de deudas: ¿Me puede ayudar?

Businessman using laptop in a modern office, looking seriousImage: Businessman using laptop in a modern office, looking serious

In a Nutshell

Negociar una deuda es un proceso que le permite a usted pagar, resolver, o, en otras palabras, negociar una deuda con un solo pago, generalmente por menos de lo que se debía. Es un servicio que ofrecen compañías de terceros que dicen poder reducir su deuda luego de llegar a un acuerdo con sus acreedores. La idea de pagar una deuda por menos dinero de lo que se debe puede parecer ser una buena idea a primera vista, pero negociar una deuda puede ser algo arriesgado y puede impactar negativamente sus puntajes de crédito, y hasta puede terminar costando más dinero.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

La negociación de una deuda es un servicio que ofrecen compañías de terceros que intentan reducir su deuda al negociar acuerdos con sus acreedores y cobradores de deudas. Sin embargo, existen ciertos riesgos.

Aunque parezca ser una buena idea utilizar un servicio para negociar una deuda con el propósito de reducirla, es importante tener en cuenta que usted puede terminar por contraer aún más deudas o por recibir un impacto negativo en su crédito.

A continuación le compartimos información importante sobre cómo funciona la negociación de una deuda, sus ventajas y desventajas, y cómo esta puede afectar su crédito.



Cómo funciona la negociación de una deuda

A las compañías de negociación de deudas también se les conoce como compañías de “alivio de deudas” o de “ajuste de deudas”. Estas compañías por lo general le ofrecen ponerse en contacto con sus acreedores en representación suya para poder negociar un mejor plan de pagos o llegar a un acuerdo para reducir su deuda. Por lo general, cobran honorarios, y con frecuencia un porcentaje de la cantidad que usted recibiría tras la negociación de esa deuda.

Conozca más sobre los diferentes tipos de programas de alivio de deudas y cómo funcionan.

La compañía puede tratar de negociar con su acreedor para que usted le haga un pago único que sea menos de lo que usted le debe. Durante la negociación puede que se le pida a usted que haga depósitos regulares en una cuenta que usted controle pero que un tercero administre de manera independiente. Usted usaría esa cuenta para ahorrar dinero que puede ser utilizado en ese pago único.

Mientras se realiza la negociación, la compañía de negociación de deudas puede también aconsejarle que deje de pagarles a sus acreedores hasta que se llegue a un acuerdo con relación a su deuda.

Una vez la compañía de negociación de deudas y sus acreedores lleguen a un acuerdo (por lo menos a un acuerdo donde se cambien los términos de al menos una de sus deudas), usted debe aceptar el acuerdo y hacer por lo menos un pago al acreedor o recolector de deudas por la cantidad acordada.

Tenga en cuenta que no hay garantía de que la compañía pueda llegar a un acuerdo para negociar todas sus deudas.

Cómo pedir ayuda cuando tiene problemas financieros (en inglés).

Los riesgos y los beneficios de la negociación de deudas

Puede que existan algunos beneficios en la negociación de deudas, pero sería bueno considerar los posibles riesgos que la negociación de una deuda puede acarrear.

Los beneficios

El pagar una deuda a través de una compañía de negociación de deudas podría:

Los riesgos

Sin embargo, puede haber más riesgos que beneficios:

1. Puede que sus acreedores no quieran negociar

No es solo que no exista una garantía de que las compañías de negociación de deuda puedan llegar a un acuerdo en relación con todas sus obligaciones, sino que algunos acreedores tampoco negocian con las compañías de negociación de deudas.

2. Puede terminar con más deudas

Si usted deja de realizar pagos a una deuda, va a terminar por pagar cargos por retraso o interés. Puede también encarar acciones de parte de cobradores o una demanda judicial de parte de un acreedor o un cobrador de deudas. De la misma manera, si la compañía negocia exitosamente un acuerdo para el pago de la deuda, parte de la deuda perdonada puede ser considerada como ingreso tributable (en inglés) en su planilla de impuestos federal, lo que puede resultar en que usted tenga que pagar impuestos por el dinero recibido.

3. Le pueden cobrar honorarios, aún si no le han negociado la deuda

Las compañías de negociación de deudas no pueden cobrar honorarios hasta que hayan llegado a un acuerdo, usted haya llegado a un acuerdo, y usted haya hecho por lo menos un pago al acreedor o al cobrador de la deuda como resultado del acuerdo. Aun así, usted podría terminar pagando una parte de los honorarios completos de la compañía de negociación de deudas relacionada con el resto de las deudas no negociadas, afirma Bruce McClary, vicepresidente ejecutivo de comunicaciones de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (NFCC, por sus siglas en inglés)

“Si usted tiene cinco o seis acreedores y la compañía resuelve una de las deudas, pueden comenzar a cobrarle honorarios en cuanto reciban los resultados,” añade McClary.

Y si la compañía de negociación de deudas resuelve una “proporción” de la cantidad total de la deuda que se inscribió en su programa, le puede cobrar honorarios en la misma proporción a sus cargos en total. Por ejemplo, si la totalidad de sus deudas llegaron a $10,000, y la compañía de negociación de deudas llega a un acuerdo para pagar $5,000 de la cantidad total, a la misma se le permite cobrar el 50% de los honorarios que se negociaron.

4. Puede impactar su crédito negativamente

Una compañía de negociación de deudas puede alentarlo a que deje de pagar sus deudas mientras ahorra dinero para hacer un solo pago. Sin embargo, puede que en ese momento sus acreedores no hayan llegado a un acuerdo todavía, lo que quiere decir que todos los pagos que dejó de hacer se registren como pagos atrasados en sus informes de crédito.

Sus puntajes de crédito pueden recibir un impacto negativo como resultado de esos pagos atrasados, y el acreedor puede también enviar su cuenta a una agencia de cobros o demandarlo por la deuda.

El endeudamiento ocurre por una variedad de razones. Conozca cómo manejar sus deudas en cinco pasos.

Alternativas a la negociación de deudas

1. Realice su propia negociación de deudas

Trate de negociar usted mismo sus deudas con las compañías de tarjeta de crédito o con otros acreedores. Ofrecerles una cantidad que usted pueda pagar inmediatamente, aun cuando sea menos de lo que debe.

2. Transfiera saldos

Si usted tiene deudas de tarjetas de crédito, considere hacer una transferencia de saldos. Una transferencia de saldo es cuando usted mueve su deuda de una tarjeta de crédito a otra, generalmente para aprovechar un interés de 0% que ofrezca la nueva tarjeta.

Las tarjetas de crédito con transferencias de saldo por lo general tienen ofertas de tasas introductorias de 0% por un periodo específico de tiempo y pueden cobrar cuotas fijas o un porcentaje de la cantidad que transfiera.

Para saber si una transferencia de saldo es una buena opción para usted, averigüe si va a pagar más dinero en intereses en su tarjeta de crédito actual que el costo de cuotas por hacer la transferencia del saldo. También, sería buena idea tratar de pagar el saldo transferido por completo antes que el tiempo de la oferta caduque para que evite tener que pagar intereses en ese saldo.

3. Busque asesoramiento de crédito en organizaciones sin fines de lucro

Existen organizaciones sin fines de lucro que proporcionan servicios de asesoramiento crediticio (en inglés) gratis o a bajo costo en cuanto a presupuestos y gestión de deudas. Las agencias de asesoramiento crediticio por lo general no negocian para reducir una deuda. Pero un asesor de crédito puede trabajar con los acreedores para formular planes de pago, detener cargos por demora al pagar, u otros intentos como llamadas de cobradores de deudas.


Próximos pasos si decide negociar una deuda

Haga averiguaciones e investigue. La Comisión Federal de Comercio ayuda a proteger a los consumidores al intentar prevenir prácticas comerciales injustas en sus transacciones comerciales. La FTC tiene información útil sobre la negociación de deudas que le puede ayudar mientras considera sus opciones de negociación de deudas.

Escoja un proveedor de negociación de deudas reconocido Antes de inscribirse en un programa de negociación de deudas, la Oficina Para la Protección Financiera del Consumidor recomienda que se ponga en contacto con el fiscal general de su estado (en inglés) y con la agencia de protección al consumidor local para que averigüe si han recibido quejas sobre esa compañía. La oficina del fiscal general de su estado puede también ver si a esa compañía se le requiere obtener una licencia para operar y si cumple los requisitos fijados por su estado.

El Better Business Bureau (en inglés) tiene evaluaciones de negocios que pueden ayudarle en su investigación sobre proveedores de negociación de deudas.


About the author: Deb Hipp is a freelance writer with a bachelor’s degree in English and creative writing from the University of Missouri-Kansas City. When she’s not writing about personal finance and news, she enjoys traveling to seas… Read more.