¿Qué es un préstamo a plazos?

Man looking at mail in home officeImage: Man looking at mail in home office

In a Nutshell

Un préstamo a plazos es un tipo de préstamo en el que se pide prestada una cantidad fija de dinero de una sola vez. Luego, usted paga el préstamo en un número fijo de pagos, o cuotas. Muchos préstamos a plazos también tienen cantidades de pago fijas, lo que significa que la cantidad no cambia durante la duración del préstamo, mientras que si usted tiene una tasa de interés variable esa cantidad puede cambiar.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Puede que el término “préstamo a plazos” no le resulte conocido, pero es probable que haya escuchado sobre —o incluso haya utilizado— muchos tipos comunes de préstamos a plazos.

¿Qué es exactamente un préstamo a plazos? Es un tipo de préstamo que le permite pedir prestada una cantidad fija de dinero cuando usted solicita un préstamo. A diferencia de las formas de crédito rotativo, como las tarjetas de crédito o una línea de crédito, usted debe decidir exactamente cuánto dinero necesita antes de pedir el préstamo.

Después de pedir el dinero, tiene que pagar el préstamo a plazos durante un periodo de tiempo fijo, que usted y el prestamista determinan cuando usted obtiene el préstamo. Los pagos suelen ser mensuales, pero los plazos pueden variar. El plazo del préstamo es la cantidad de tiempo que el prestatario tiene para pagar el préstamo. Por ejemplo, un plazo de 72 meses permitiría la devolución del dinero en seis años.

Cada pago se hace con una cuota dentro de cierto plazo, y por eso se le denomina “préstamo a plazos”.



Ejemplos comunes de préstamos a plazos

Muchos de los tipos de préstamos más comunes que la gente obtiene se consideran préstamos a plazos. Los préstamos para autos, las hipotecas, los préstamos personales y los préstamos estudiantiles son todos tipos de préstamos a plazos.

Préstamos para autos

Los préstamos para autos (en inglés) suelen pagarse en cuotas mensuales en un plazo que oscila entre los 12 y los 96 meses, aunque no todos los prestamistas otorgan préstamos con esos plazos. Los préstamos con plazos más largos suelen tener cuotas mensuales más bajas, y también tasas de interés más altas. Esto significa que usted acabará pagando más en total por comprar un carro con un préstamo a 84 meses, aunque sus cuotas sean más bajas, que con un préstamo a 36 meses.

Hipotecas

Una hipoteca (en inglés) es un préstamo a plazos que se utiliza para pedir dinero prestado para comprar una casa. Las hipotecas suelen pagarse en plazos de 15 a 30 años con pagos mensuales.

Algunas hipotecas vienen con tasas de interés fijas (en inglés) que no suelen cambiar. Esto significa que los pagos mensuales establecidos de capital e intereses tampoco cambiarán.

Préstamos personales

Los préstamos personales (en inglés) son un tipo de préstamo a plazos que se puede utilizar para diversos fines, como consolidar deudas o pagar gastos repentinos como facturas médicas. Los préstamos personales suelen tener plazos de entre 12 y 96 meses. Suelen tener tasas de interés más altas (en inglés) que otros tipos de préstamos. Esto puede deberse a que los préstamos personales no suelen requerir una garantía colateral, como un carro o una casa.

Ventajas de los préstamos a plazos

En la mayoría de los casos, los préstamos a plazos tienen pagos predecibles. Si usted obtiene un préstamo con una tasa de interés fija, los componentes principales de su pago (aparte de los cambios en los complementos del préstamo, como el seguro) probablemente serán los mismos cada mes hasta que termine de pagar el préstamo.

Una cantidad de dinero y un calendario de pagos predecibles pueden facilitar la elaboración de un presupuesto para el pago de su préstamo cada mes, ayudándole a evitar el incumplimiento de los pagos debido a cambios inesperados en la cantidad que debe.

Cuando busque un préstamo a plazos, asegúrese de que los pagos mensuales no se conviertan en una carga para su presupuesto. De ser así, usted podría tener problemas para hacer el pago completo cuando surja una emergencia financiera (en inglés).

Los préstamos a plazos también ofrecen la comodidad de saber que la deuda se puede terminar de pagar en una fecha determinada. Una vez que haya terminado de pagar el número de cuotas exigidas por el préstamo, su deuda se debería saldar en su totalidad. Si usted obtiene un préstamo con el plazo de pago más corto que pueda permitirse razonablemente, podrá salir de la deuda con más rapidez, y probablemente pagará menos intereses.

Desventajas de los préstamos a plazos

Desafortunadamente, los préstamos a plazos pueden tener sus inconvenientes.

Por ejemplo, una vez que usted solicita el préstamo, no puede aumentar la cantidad que necesita pedir prestada, como se puede hacer con una tarjeta de crédito o una línea de crédito. En su lugar, tendrá que pedir un nuevo préstamo para pedir más dinero. Cuando busque un préstamo a plazos, asegúrese de saber exactamente cuánto necesita pedir prestado.

Otra posible desventaja de los préstamos a plazos es que la tasa de interés y otras condiciones de préstamo se basan en gran medida en su crédito. Si ha tenido problemas con su crédito en el pasado y tiene un puntaje de crédito no muy bueno, lo más probable es que tenga que pagar una tasa de interés más alta que los prestatarios con un buen historial crediticio.

Las tasas de interés más altas se traducen en pagos mensuales más elevados y en un mayor costo total del préstamo. Si es posible, trate de mejorar su salud crediticia antes de solicitar un préstamo a plazos.

Además de los intereses, los préstamos a plazos pueden conllevar otros costos y penalizaciones. Algunos prestamistas exigen el pago de cargos de solicitud (a menudo denominadas tarifas de originación) y de verificación de crédito, lo que aumenta el costo total por adelantado. A veces también cobran penalizaciones por pago anticipado (en inglés), que exigen el pago de un recargo cuando se cancela el préstamo antes de tiempo.


En resumen

Si está considerando la posibilidad de obtener un préstamo a plazos, asegúrese de comprender los términos y condiciones del préstamo que está aceptando. Si entiende lo que se le ofrece, podrá buscar cuidadosamente el mejor préstamo a plazos para su situación particular.


About the author: Lance Cothern is a freelance writer specializing in personal finance. His work has appeared on Business Insider, USA Today.com and his website, MoneyManifesto.com. Lance holds a Bachelor of Business Administration in … Read more.