¿Qué es un préstamo flexible? ¿Debería obtener uno?

Man and woman sitting together on their patio, having coffeeImage: Man and woman sitting together on their patio, having coffee

In a Nutshell

Un préstamo flexible es un tipo de crédito que puede parecer muy conveniente. Al igual que una línea de crédito personal, un préstamo flexible le permite pedir dinero prestado, pagar una parte o la totalidad del saldo y volver a pedir prestado hasta su límite de crédito. Pero las tasas de interés pueden ser elevadas y existen otros riesgos que debe conocer antes de solicitar un préstamo flexible.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Para los prestatarios que buscan dinero rápido y un proceso de solicitud sencillo, los préstamos flexibles ofrecen acceso a una línea de crédito que funciona de manera similar a una tarjeta de crédito. Las tasas de interés por lo general son elevadas, lo que puede hacer que este tipo de préstamo sea caro y financieramente arriesgado.

A la mayoría de la gente le gusta la flexibilidad, y probablemente por eso los préstamos flexibles pueden parecer tan atractivos. Pero con un préstamo flexible, podría pagar un alto precio por esa comodidad, lo que puede incluir una tasa APR de tres dígitos. Siga leyendo para saber más sobre lo que debe tener en cuenta con un préstamo flexible.


¿Qué es un préstamo flexible?

Un préstamo flexible no es realmente un préstamo, sino una línea de crédito abierta sin garantía. Si le aprueban la solicitud de préstamo, usted puede retirar dinero en efectivo en cualquier momento hasta el límite de crédito aprobado, que puede ser desde unos pocos cientos hasta miles de dólares, dependiendo del prestamista y de la cantidad que esté pidiendo prestada.

En cierto modo, un préstamo flexible funciona como una tarjeta de crédito. Los préstamos flexibles tienen un límite de crédito. Le cobrarán intereses por las cantidades que haya tomado prestadas. Deberá recibir un estado de cuenta mensual. Tendrá que hacer al menos un pago mínimo cada mes. Y es posible que le cobren un recargo diario, mensual o incluso cada vez que utilice su préstamo flexible.

Es importante entender la diferencia entre un préstamo flexible y una línea de crédito personal de un banco o cooperativa de crédito. Muchos bancos y cooperativas de crédito ofrecen líneas de crédito para prestatarios individuales y empresas. Las tasas de interés, los recargos y los plazos de pago dependen de múltiples factores, como los puntajes de crédito o si la línea de crédito está garantizada con una garantía colateral o no. Un buen crédito (en inglés) y una garantía colateral pueden ayudar a los prestatarios a obtener términos favorables en una línea de crédito de un banco o cooperativa de crédito.

Pero los préstamos flexibles no están garantizados y pueden ser una opción si usted tiene un crédito deficiente, o poco o ningún historial crediticio. Los prestamistas de préstamos flexibles pueden no exigir una verificación de crédito. Pero, como ocurre con prácticamente cualquier tipo de crédito, cuanto más riesgo asuma el prestamista, más alta será la tasa de interés que probablemente pague.

Los peligros de los préstamos flexibles

Antes de darle las malas noticias, veamos lo que es atractivo de los préstamos flexibles.

  • Puede pedir prestado todo o parte de los fondos que tiene disponibles.
  • Puede obtener el dinero rápidamente.
  • Puede obtener condiciones de pago flexibles, como una opción de pago mínimo.
  • Si no pide prestado hasta su límite de inmediato, preservará su capacidad de pedir más préstamos más adelante.
  • Puede que no necesite tener buen crédito para calificar con un préstamo flexible.

Pero esos beneficios conllevan algunos peligros evidentes.

Intereses astronómicos

Aunque muchos estados tienen leyes destinadas a regular préstamos abusivos, el costo de los préstamos a corto plazo puede ser extremadamente alto. Por ejemplo, según un informe del 2017 de National Consumer Law Center, las leyes de algunos estados permiten a ciertos prestamistas cobrar tasas APR de tres dígitos. Y si un estado le permite a un prestamista calcular los intereses sobre una base diaria, la cantidad de intereses que usted paga por un préstamo flexible podría realmente dispararse.

Los pagos mínimos se convierten en intereses enormes

Al igual que las tarjetas de crédito, los préstamos flexibles pueden permitirle hacer pagos mínimos mensuales, pero eso suele significar que usted paga el máximo de los intereses. Los pagos mínimos dificultan el pago completo del saldo porque los intereses siguen acumulándose.

Los préstamos flexibles pueden llevarle a un endeudamiento excesivo

Los prestamistas que emiten préstamos flexibles pueden pregonar el hecho de que usted solo tiene que solicitar la línea de crédito una sola vez, y puede utilizarla repetidamente siempre y cuando no haya alcanzado su límite. A diferencia de un préstamo a plazos cerrado, los préstamos flexibles pueden no tener una fecha de finalización específica. Esto puede acarrear varios problemas de la misma manera que puede serlo con las tarjetas de crédito: usted sigue pidiendo prestado y pagando intereses sin reducir sustancialmente la cantidad que debe.

Dado que un préstamo flexible es una línea de crédito abierta contra la que puede pedir prestado en cualquier momento hasta su límite, podría contraer más deudas de las que puede gestionar ahora o en el futuro, cuando su situación financiera podría ser diferente. Un préstamo personal cerrado con una cantidad de préstamo fija y un plan de pagos específico no conlleva este riesgo.

¿Qué son los créditos rotativos?

En resumen

Los préstamos flexibles (que tienen más en común con una línea de crédito que con un préstamo a plazos) pueden proporcionarle un acceso rápido al dinero en efectivo, pero usted podría terminar por pagar un alto precio por esa conveniencia. Las tasas APR de tres dígitos, compuestas por altas tasas de interés y recargos, no son infrecuentes en los préstamos flexibles. Y si no hay una fecha de finalización de la deuda, usted puede seguir pidiendo prestado y pagando tasas altas indefinidamente. Examine detenidamente los términos de cualquier oferta de préstamo flexible: querrá comprender plenamente los riesgos y los costos antes de que decida seguir por ese camino.

Si tiene un crédito saludable o una garantía colateral, puede obtener mejores términos y tasas de interés con otros tipos de préstamo, como un préstamo personal, un préstamo alternativo de día de pago (en inglés) (si es miembro de una cooperativa de crédito federal participante) o incluso una tarjeta de crédito.

Y antes de pedir dinero prestado, piense siempre en por qué quiere un préstamo, cuánto quiere pedir prestado y cómo va a devolver esa cantidad. Si necesita dinero en efectivo para una emergencia a corto plazo, considere la posibilidad de conseguir un trabajo temporal a tiempo parcial o una actividad secundaria, o pedir un préstamo a un amigo o familiar que pueda ayudarle con un plan de pagos que le resulte más asequible que un costoso préstamo flexible.


About the author: Marcie Geffner is an award-winning freelance reporter, editor, writer and book critic. Her work has been featured online and in print by the Chicago Sun-Times, Fox Business Network Online, Los Angeles Times, The Washi… Read more.