Línea de crédito: ¿Qué es y cómo funciona?

Couple using tablet at home with toddler son in backgroundImage: Couple using tablet at home with toddler son in background

In a Nutshell

Una línea de crédito es una cantidad preestablecida de dinero que una institución financiera, como un banco o una cooperativa de crédito, acuerda prestarle. Usted puede hacer retiros de su línea de crédito cuando lo necesite sin excederse del monto máximo, pero tenga en cuenta que tendrá que pagar intereses sobre la cantidad que pida prestada.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Una línea de crédito le da acceso a dinero “a la carta” con el que puede liquidar algunos gastos, como por ejemplo un proyecto de casa o algún mantenimiento inesperado para su auto.

Las líneas de crédito casi siempre son ofrecidas por prestamistas como bancos o cooperativas de crédito y, si califica, puede utilizarla con un monto máximo durante un periodo de tiempo determinado.

Usted tendrá que pagar los intereses sólo cuando solicite un préstamo de la línea de crédito. Una vez que devuelva los fondos prestados, esa cantidad estará disponible de nuevo para solicitarla. La clave está en la flexibilidad: usted puede elegir cuándo retirar el dinero, devolverlo y repetir la transacción, siempre y cuando cumpla con las condiciones, que incluyen pagar a tiempo y en su totalidad. Siga leyendo para saber cómo funciona una línea de crédito y cuándo podría ser una buena opción para usted.



¿Cómo funciona una línea de crédito?

Empecemos por hablar de sus opciones cuando quiera pedir dinero prestado. Generalmente, usted puede optar por solicitar un préstamo o una línea de crédito. Con un préstamo, usted obtiene una suma entera de dinero y comienza a pagar intereses de inmediato, sin importar cuándo lo utilice.

En cambio, una línea de crédito le da acceso a una cantidad de dinero fija que puede pedir cuando necesite sin que tenga que pagar ningún interés hasta que realmente pida dinero prestado.

Existen líneas de crédito comerciales, pero en esta ocasión analizaremos las líneas de crédito para uso personal. Estas son sus principales características:

  • Por lo general, las líneas de crédito personales son sin garantía, lo que significa que no es necesario ofrecer ningún activo a cambio para obtenerla. Una línea de crédito con garantía, en cambio, está respaldada por un activo, como su casa o una cuenta de ahorros.
  • Cuando solicita una línea de crédito, el tener buenos puntajes de crédito podría ayudarle a calificar para una tasa de porcentaje anual más baja (APR, por sus siglas en inglés). Pero tome en cuenta que algunas líneas de crédito pueden cobrarle cargos (como anualidades), además de limitar la cantidad de dinero que puede pedir.
  • Una vez que califique para la línea de crédito, tendrá un período de tiempo establecido —conocido como “período de retiro”— durante el cual podrá retirar dinero de la cuenta. Un período de retiro puede llegar a durar varios años.
  • Cuando se encuentre listo para pedir el dinero prestado, el banco puede proporcionarle cheques especiales, una tarjeta o transferir el dinero a su cuenta bancaria.
  • Una vez que pida dinero prestado de su línea de crédito, los intereses empezarán a acumularse y tendrá que comenzar a hacer por lo menos los pagos mínimos, cuyo monto se agregará nuevamente a su línea de crédito disponible a medida que los realice.
  • Una vez que finalice su período de retiro, comenzará un período de amortización en el que tendrá un tiempo establecido para pagar cualquier saldo restante.

Para tener en cuenta: Hacer solamente los pagos mínimos puede costarle más intereses a largo plazo.

¿Cómo puede afectar una línea de crédito a mis puntajes de crédito?

Como parte del proceso de solicitud de una línea de crédito, el prestamista puede realizar una verificación dura de sus reportes de crédito, algo que podría reducir temporalmente algunos puntos en su puntaje de crédito.

Una vez que se aprueba y acepta la línea de crédito, generalmente aparece en sus reportes de crédito como una cuenta nueva.

Si nunca usa su crédito disponible o solo usa un pequeño porcentaje del monto total disponible, puede reducir su tasa de utilización de crédito y mejorar sus puntajes de crédito. Su tasa de utilización representa la cantidad de crédito disponible que está utilizando en un momento dado. Pedir prestado un porcentaje alto de su línea de crédito podría aumentar su tasa de utilización, algo que puede dañar su puntaje de crédito.

Su salud crediticia puede verse afectada si realiza pagos atrasados.

Línea de crédito con garantía

Si busca sacar una línea de crédito con garantía, una buena opción es una línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC, por sus siglas en inglés).

Las HELOC le permiten pedir prestado sobre el capital disponible de su vivienda y utilizarla como activo a cambio de una línea de crédito. Casi siempre vienen con una tasa de interés variable, lo que significa que sus pagos pueden aumentar con el tiempo.

Generalmente el banco limita la cantidad que puede pedir prestada hasta un 85% del valor de tasación de su vivienda menos el saldo restante de su primera hipoteca. Cuando los bancos establecen la tasa de interés, entran en juego otros factores además de su puntaje de crédito, como su historial crediticio y sus ingresos.

Si no es propietario de una casa o no quiere usar su casa como garantía, tiene la opción de sacar una línea de crédito con garantía respaldada por una cuenta de ahorros o un certificado de depósito.

Línea de crédito sin garantía

Con una línea de crédito sin garantía usted no se arriesga a perder su casa ni sus ahorros en caso de no cumplir con los pagos. Sin embargo, como el prestamista asume más riesgo al dar préstamos sin garantías, eso podría generar tasas de interés más altas en comparación con una línea de crédito con garantía.

Cada línea de crédito sin garantía viene con sus propias condiciones, que pueden incluir límites de unos cuantos miles hasta cientos de miles de dólares.

Algunas líneas de crédito vienen con cargos — por ejemplo, posiblemente le cobren una anualidad solo para mantener la cuenta abierta.

¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta de crédito y una línea de crédito?

Las tarjetas de crédito se parecen a las líneas de crédito. Ambas son renovables, lo que significa que usted puede retirar dinero de ellas hasta el límite de crédito, luego reembolsarlo (sumando los intereses que adeude) y volver a pedirlo prestado.

Sin embargo, las tarjetas de crédito y las líneas de crédito son dos productos distintos que los prestamistas ofrecen, y tienen algunas diferencias importantes entre sí. Comparándolas con las líneas de crédito, las tarjetas de crédito pueden tener tanto ventajas como desventajas.

Ventajas de las tarjetas de crédito

  • Con las tarjetas de crédito usted no tendrá un período de retiro: puede usar la tarjeta siempre y cuando la cuenta esté abierta y al día
  • Muchas vienen con programas de recompensas: si puede pagar su saldo a tiempo y en su totalidad cada mes, y su tarjeta tiene un período de gracia, puede evitar pagar intereses por completo
  • Si se usan de manera responsable, las tarjetas de crédito pueden ser una mejor opción para el gasto diario

Desventajas de las tarjetas de crédito

  • Pueden tener tasas de interés más altas que las líneas de crédito, por lo que mantener su saldo puede costarle más
  • Posiblemente le ofrezcan límites más bajos que las líneas de crédito personales
  • Quizás podría enfrentar cuotas y tasas de porcentaje anual altas si desea sacar efectivo con un adelanto de dinero desde su tarjeta de crédito.

Consejos para usar una línea de crédito

Antes de contratar una línea de crédito, con o sin garantía, revise sus puntajes de crédito y tome medidas para mejorar su salud crediticia, lo cual hará que crezcan sus posibilidades de calificar para una tasa de interés más baja. Después, averigüe cuánto dinero necesita y cómo planea gastarlo.

Si necesita una forma flexible de acceder al dinero, una buena idea puede ser solicitar una línea de crédito, dice Bruce McClary, vicepresidente de comunicaciones de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio.

Pero agrega, “si pide prestado porque está tratando de evitar tener problemas financieros con otro préstamo … existe un problema más profundo que debe resolverse y que no se puede abordar continuando un ciclo de préstamos”.

La siguiente es una guía para saber cuándo usar —y cuándo no usar— una línea de crédito.

Cuándo usar una línea de crédito

  • Si necesita el dinero para un proyecto de mejoras para el hogar, costos de educación u otros tipos de gastos importantes, una HELOC o una línea de crédito con garantía puede ser una buena idea, siempre que sepa que tendrá el dinero para liquidar su deuda. Además, los intereses que paga en una HELOC pueden ser deducibles de impuestos.
  • Una línea de crédito personal sin garantía puede ayudarle a consolidar varias deudas pequeñas que está pagando en un solo pago con una tasa de porcentaje anual más baja, mientras evita el uso de garantías (según los términos de cada línea de crédito y su solvencia económica).

Cuándo no usar una línea de crédito

  • Si sabe que no puede hacer los pagos o sus ingresos son inestables, es posible que una línea de crédito no sea una buena opción. Si incumple con los pagos, lo más probable es que su crédito se vea afectado. Es más, en una línea de crédito con garantía, el prestamista puede tomar posesión del activo que dejó a cambio.
  • Si usted sabe exactamente cuánto dinero necesita y no desea utilizar una garantía, podría encontrar un préstamo personal sin garantía con mejores tasas, en lugar de una línea de crédito sin garantía, la cual depende de su solvencia económica.
  • Si está utilizando la línea de crédito para cubrir necesidades básicas o para financiar gastos a corto plazo, como salir a cenar o irse de vacaciones, eso podría ser una señal de alerta de que está teniendo problemas financieros y no debería contraer una nueva deuda.

About the author: Kim Porter is a writer and editor who has written for AARP the Magazine, Credit Karma, Reviewed.com, U.S. News & World Report, and more. Her favorite topics include maximizing credit card rewards and budgeting. Wh… Read more.