Cargos del concesionario que debe conocer al comprar un auto

Young couple at car dealership discussing dealer fees with sales personImage: Young couple at car dealership discussing dealer fees with sales person

In a Nutshell

A la hora de comprar un carro, puede contar con que haya varios cargos que pagar en el concesionario. Y saber cuáles de estos cargos del concesionario no son negociables es clave para facilitar el proceso de la compra de un auto.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Una vez que haya encontrado el auto que quiere y haya acordado un precio con el vendedor, revisar la letra chica del contrato de venta para ver los cargos puede ser lo último que quiera hacer. Pero no se pierda este importante paso.

Si bien algunos cargos del concesionario pueden parecer relativamente pequeños en comparación con el precio total del auto, los costos pueden acumularse. Algunos cargos comunes que debe buscar incluyen cargos de destino, cargos de documentación y cargos de título y registro.

Algunos de estos cargos son costos que los concesionarios simplemente transfieren a los consumidores, y no se puede hacer mucho para evitarlos. Pero es posible que pueda negociar algunos cargos y, a veces, incluso comparar concesionarios para ahorrar dinero en su próximo auto.


Cargos del concesionario que debe pagar

Estos costos son impuestos o cargos del concesionario que él mismo le pasará al consumidor, o cargos que se incluyen en el proceso de compra de un auto. Debe tener en cuenta estos costos al evaluar cuánto puede pagar (en inglés) por su auto nuevo.

Cargo de título y registro

Muchos concesionarios se encargarán del proceso de registrar el vehículo (en inglés) con la agencia de vehículos motorizados de su estado, asignar el título del auto (en inglés) y pedir su matrícula. El concesionario cobrará esta tarifa y la enviará a la agencia de vehículos motorizados de su estado.

Impuesto a la venta

Si su estado, o municipio, tiene un impuesto a la venta de vehículos (en inglés), tendrá que pagarlo cuando compre su auto nuevo. El impuesto a la venta variará según el estado en el que registre su vehículo. Si usted va a comprar un auto en otro estado (en inglés), el concesionario puede registrar el auto en su estado y enviar el impuesto a la venta a la agencia de vehículos motorizados de su estado.

Y aunque no puede negociar su tasa de impuesto a la venta, algunos estados deducirán el valor de canje del precio de venta si usted decide canjear su vehículo.

Otros cargos habituales del concesionario

Revisemos dos cargos comunes de concesionarios que se le pueden cobrar al comprar un auto.

1. Cargo de destino: El cargo de destino (también conocido como tarifa de destino) cubre el costo que el concesionario paga para que el auto llegue desde la fábrica. En general, no se puede negociar el cargo de destino; es posible que deba pagarlo incluso si usted mismo recoge su auto en la fábrica.

2. Cargo de documentación: El cargo por los documentos del concesionario, también llamado costo de procesamiento, cargo de manejo o de transporte, ayuda a compensar el costo del concesionario de preparar todo el papeleo que acompaña a la venta de un auto. El cargo puede variar desde menos de $100 hasta varios cientos de dólares, según el concesionario y el lugar donde compre el carro. Algunos estados establecerán un límite en los cargos de los documentos o requerirán que el concesionario les cobre a todos el mismo cargo. Si no puede negociar este cargo de documentos y no puede encontrar otro concesionario cercano que tenga el mismo auto con un cargo de documentos más bajo, puede intentar negociar un precio de venta más bajo o pedir algo adicional, como accesorios o grabado de número de identificación vehicular (VIN, por sus siglas en inglés) gratis.

Cargos del concesionario que puede negociar

Cuando haya elegido un auto y terminado de negociar con el vendedor, a menudo lo llevarán a la oficina de finanzas y seguros (o F&I, por sus siglas en inglés) para finalizar el papeleo.

El gerente de finanzas y seguros está ahí para ayudarlo a encontrar un préstamo (si todavía no ha obtenido financiamiento (en inglés)), terminar el papeleo y continuar con el proceso de venta. Si el gerente le quiere vender funciones adicionales, puede negociar el costo, sabiendo que siempre puede decir que no a todo y aún así irse con su nuevo auto.

Cargos publicitarios

El concesionario puede intentar cobrar un cargo publicitario para cubrir sus costos de publicidad. Existe un argumento razonable de que el concesionario debería incluir ese costo en el precio del auto, en lugar de cobrarlo como un cargo adicional, así que trate de evitar este cargo totalmente si puede.

Cargo de preparación del concesionario

Igualmente, podría argumentar que no debería tener que pagar un cargo para lavar y preparar el auto si se trata de un auto nuevo.

Cargos adicionales de destino o transporte

Si busca un modelo, color o características específicas en un auto, es posible que deba pagar para que el auto se envíe a su concesionario local. O puede intentar negociar y hacer que el concesionario cubra el costo.

Pero si el vehículo ya está en el estacionamiento, debe negociar (o tratar de eliminar por completo) los cargos de transporte. Recuerde, es probable que ya esté pagando un cargo de destino.

Planes de mantenimiento y garantías extendidas

Se le puede ofrecer una garantía extendida o plan de mantenimiento del concesionario. Si decide que desea uno de estos servicios opcionales, es posible que pueda negociar el precio y las características.

Grabado de número de identificación vehicular (VIN)

Hacer que graben su número de identificación vehicular (en inglés), o VIN, en su parabrisas podría ayudar a disuadir a los ladrones de autos que de otra manera podrían quitar el VIN de su auto antes de venderlo. Pero si está interesado en el grabado, es posible que pueda ahorrar dinero comprando el servicio de grabado en un lugar distinto al concesionario. Incluso puede encontrar kits en línea para hacerlo usted mismo por menos de $20.

Además, es posible que pueda ahorrar dinero comprando artículos de tintado para las ventanas, sistemas antirrobo, protección de tejidos, kits para proteger del óxido y otras medidas de protección en un taller de reparaciones en lugar del concesionario.

Seguro de crédito

El seguro de crédito (en inglés) no es negociable, pero es opcional. Este seguro puede ayudar a cubrir el resto del préstamo de su auto luego de un accidente. Dependiendo de la póliza de seguro, la cobertura podría entrar en vigor si usted resulta discapacitado, pierde su trabajo o muere.

Su préstamo no debe depender de la compra de este seguro adicional, y otros tipos de seguro, como el seguro de vida o por discapacidad, pueden ofrecer beneficios similares pero cubrir más que solo la factura del préstamo de auto.

Seguro de protección garantizada para auto (GAP, por sus siglas en inglés)

Es posible que deba comprar un seguro de protección garantizada para auto (en inglés) o GAP, si alquila un vehículo. Es posible que algunos prestamistas también lo requieran, pero el seguro GAP generalmente es opcional si va a comprar un auto.

El seguro GAP cubre la diferencia entre su préstamo y el valor de su vehículo en caso de pérdida total o robo. Por ejemplo, cuando compra un auto nuevo, su valor empezará a depreciarse (en inglés) una vez que lo saque del lote. Si el auto se totaliza al día siguiente, es posible que su seguro solo cubra el valor actual del vehículo, pero aún podría estar obligado a pagar el resto del préstamo que no está cubierto (es decir, la brecha o gap, en inglés).


En resumen

Conocer las distintos cargos e impuestos relacionados con la compra de un auto es una parte importante del proceso. Siga estos pasos al empezar su experiencia de comprar un auto.


About the author: Louis DeNicola is a personal finance writer and has written for American Express, Discover and Nova Credit. In addition to being a contributing writer at Credit Karma, you can find his work on Business Insider, Cheapi… Read more.