Cómo una transferencia de saldo le puede ayudar a pagar sus deudas

Smiling woman wonders how a balance transfer worksImage: Smiling woman wonders how a balance transfer works

In a Nutshell

Una tarjeta de transferencia de saldo puede ayudarle a pagar sus deudas, pero debe utilizarla con prudencia para asegurarse de que obtiene el máximo beneficio de la misma.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Las tarjetas de transferencia de saldo pueden ser una gran opción si al momento enfrenta una deuda de tarjeta de crédito de alto interés. Pero las siguientes tres experiencias de la vida real demuestran que se necesita una planificación cuidadosa para sacar el máximo provecho de una transferencia de saldo.

Una tarjeta de transferencia de saldo puede ayudarle a pagar sus deudas más rápidamente y a ahorrar mucho dinero en intereses. Pero no necesariamente resolverá todos sus problemas de deudas por sí sola. Si está buscando un alivio de la deuda de su tarjeta de crédito, asegúrese de conocer los pormenores de una tarjeta de transferencia de saldo antes de solicitarla.


Lo que debe saber antes de decidir si una transferencia de saldo es lo adecuado para usted

Una transferencia de saldo le permite trasladar el saldo de la deuda de su tarjeta de crédito a una nueva tarjeta de crédito que probablemente ofrezca una tasa APR inicial de 0% para transferencias de saldo, y posiblemente también una tasa de interés más baja para transferencias de saldo. Podría transferir el saldo de una tarjeta, o incluso podría consolidar los saldos de varias tarjetas de crédito en la nueva tarjeta.

Pero antes de decidir si una transferencia de saldo es lo adecuado para usted, hay algunas cosas que debe tener en cuenta.

Cómo realizar una transferencia de saldo en 6 pasos

1. Es posible que le cobren un recargo.

Las tarjetas de transferencia de saldo pueden cobrar recargos por completar una transferencia. Mientras que algunas tarjetas renuncian a ese recargo durante un periodo introductorio como oferta especial, otras pueden cobrar una comisión, que normalmente es el 3% de la cantidad de cada transferencia.

Una transferencia de saldo sólo vale la pena si el recargo que se paga es menor que lo que se ahorra en intereses. Incluso en ese caso, debe calcular si realmente puede pagar el saldo por completo durante el periodo de introducción.

2. Es posible que no pueda transferir toda la deuda

El emisor de la tarjeta de crédito determinará el límite máximo (y posiblemente el mínimo) de la transferencia, y es posible que el límite que se le asigne no coincida con la cantidad de la deuda que desea transferir. Si este es el caso, es posible que tenga que pagar el saldo transferido y los saldos restantes al mismo tiempo.

3. ¿Hay una oferta de tasa APR introductoria?

Si está pensando en solicitar una tarjeta de transferencia de saldo, debería buscar una oferta introductoria que ofrezca una tasa APR del 0% para transferencias de saldo.

Pero es importante saber cuánto dura el periodo promocional. Una transferencia de saldo debería ayudarle a pagar la deuda y a ahorrar dinero en intereses, ya que puede aprovechar la baja tasa de interés. Si todavía tiene una deuda en la tarjeta cuando el período de promoción se acabe, es probable que su tasa de interés aumente y que vuelva a tener una deuda con intereses.

Teniendo en cuenta estos factores, siga leyendo para conocer las experiencias de personas que han pasado por el proceso y que le ayudarán a decidir si una transferencia de saldo es lo adecuado para usted.

Historia de éxito de una transferencia de saldo

Para AJ Saleem, director académico y propietario de Suprex Tutors Houston, una transferencia de saldo le ayudó a saldar la deuda que contrajo para crear su empresa.

“Hace poco aproveché una oferta de… tarjeta de transferencia de saldo, y me ha funcionado bien para ayudar a crecer mi empresa y limitar los pagos de los intereses”, dice Saleem.

Saleem transfirió unos $4,500 de deuda de tarjeta de crédito con una tasa de interés del 20% a una tarjeta de transferencia de saldo que ofrecía una tasa APR introductoria de 0% para las transferencias de saldo durante 18 meses a partir de la primera fecha de transferencia. Él calcula que se ahorró cerca de $1,500 en un periodo de 18 meses pagando su deuda durante el periodo de introducción. Para Saleem, una transferencia de saldo fue una forma de reducir los gastos de sus intereses y saldar su deuda.

“Definitivamente se lo recomendaría a otras personas, pero me aseguraría de limitar los gastos en las tarjetas a las que se les transfiere el saldo”, dice.

Eso es así porque es importante mantener el gasto en la nueva tarjeta al mínimo. El objetivo final es pagar la deuda, no acumular más.

Cuando una transferencia de saldo sale mal

Aunque una transferencia de saldo puede ayudar a algunas personas, no es algo que le funcione bien a todo el mundo.

Para Tyler Philbrook, fundador del blog de finanzas personales IAmTheFutureMe.com, el proceso le resultó confuso.

“Al principio sentí que había pagado mi deuda”, dice.

Philbrook consiguió otra tarjeta de crédito de transferencia de saldo que ofrecía una tasa APR inicial de 0% durante los primeros 18 meses. “Calculé cuánto tendría que pagar para liquidarla en los 18 meses y tenía un plan para hacerlo”, dice.

Transferir casi $7,000 dólares en deudas de tarjeta de crédito con una tasa de interés del 23.4% a una tarjeta de transferencia de saldo con una oferta inicial con una tasa APR del 0% parecía una decisión acertada que le ayudaría a mejorar sus finanzas.

Sin embargo, una vez pagada la antigua tarjeta de crédito, Philbrook y su esposa empezaron a utilizarla para hacer compras de nuevo, mientras sólo pagaban el saldo mínimo de la tarjeta de transferencia de saldo.

Cuando terminó el periodo promocional, la tarjeta de transferencia de saldo estaba al límite, lo que, según él, agravó el problema.

Lo más confuso del proceso es que pensaba que podría consolidar todas sus tarjetas de crédito en la tarjeta de transferencia de saldo, cuando en realidad sólo le permitía transferir el saldo de una sola tarjeta de crédito.

Además, el hecho de seguir utilizando su antigua tarjeta de crédito y de no seguir el plan de pago de la deuda durante el periodo de promoción hizo que se endeudara aún más.

Para Philbrook, lo que hacía atractiva la transferencia de saldo era la sensación de que la deuda estaba salda, cuando en realidad no lo estaba.

“Su deuda no ha desaparecido, sólo se ha trasladado. Tome lo que está ahorrando de la transferencia y póngalo para saldar la deuda”, dice.

Emilie Burke, del blog BurkeDoes.com, tuvo una experiencia mixta con una tarjeta de transferencia de saldo. Aunque no se arrepiente de haber consolidado sus $2,000 de deuda de tarjeta de crédito en una tarjeta de transferencia de saldo, dijo que la hizo menos motivada para pagar la deuda en general.

“Creo que una de las mayores motivaciones que he tenido para pagar mi deuda por completo ha sido ver la cantidad de dinero que pago en intereses”, dice. “Sigo contenta [de tener una tarjeta de transferencia de saldo], pero estoy decepcionada de cómo me hizo ponerme perezosa”.


En resumen

Antes de solicitar una tarjeta de transferencia de saldo, pregúntese: ¿Por qué se ha endeudado? Si no aborda el problema, obtener una nueva tarjeta de crédito con una tasa de interés más baja no resolverá necesariamente el problema. Para que una transferencia de saldo le funcione de verdad, debe poder permitirse realizar los pagos mensuales, estar dispuesto a cambiar su situación financiera y comprometerse a salir de deudas.


About the author: Melanie Lockert is a freelance writer and editor currently living in Portland, Oregon. She is passionate about education, financial literacy and empowering people to take control of their finances. Her work has been f… Read more.