Cuentas corrientes conjuntas: Lo que se debe saber

Couple sitting in a bank to open a joint checking accountImage: Couple sitting in a bank to open a joint checking account

In a Nutshell

Una cuenta corriente conjunta puede ayudar a las parejas a gestionar sus finanzas y pagar los gastos del hogar. Pero las cuentas corrientes conjuntas no son sólo para parejas casadas. Dos o más personas que quieran fusionar su dinero pueden, por lo general, abrir y utilizar una cuenta corriente conjunta.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

La gestión de su dinero en conjunto con otra persona puede ser necesaria por múltiples razones, ya sea para combinar sus finanzas como pareja casada, o como parte del cuidado de un padre anciano.

Abrir una cuenta corriente conjunta es una manera en la que dos personas comparten la gestión de su dinero. Pero cuando se abre una cuenta conjunta con otra persona —ya sea el cónyuge, los padres u otra persona— también se comparte la responsabilidad de la cuenta y todos sus costos.

Veamos algunas cosas que hay que saber sobre las cuentas corrientes conjuntas y su funcionamiento.



¿Qué es una cuenta corriente conjunta?

Una cuenta corriente conjunta es un tipo de cuenta corriente (en inglés) que se comparte con una o más personas. Básicamente, las cuentas corrientes conjuntas funcionan como las cuentas corrientes individuales, pero con varios titulares que tienen el mismo acceso al dinero.

¿Quién puede abrir una cuenta corriente conjunta?

Las cuentas corrientes conjuntas suelen ser utilizadas por…

  • Parejas
  • Padres e hijos
  • Personas mayores y sus herederos o cuidadores

También pueden tener sentido para compañeros de casa o socios comerciales que quieran repartirse las facturas.

Aunque no hemos encontrado ninguna norma que diga que deben ser familiares o parejas no casadas que mantengan una relación duradera, no recomendamos abrir una cuenta corriente conjunta con alguien que usted no conozca bien, porque la confianza es esencial.

¿Cómo funcionan las cuentas corrientes conjuntas?

Al abrir una cuenta corriente conjunta, usted y su cotitular tendrán acceso a las mismas características que encontrarían en una cuenta corriente individual.

Cada uno de ustedes podrá …

  • Hacer depósitos
  • Girar cheques (en inglés)
  • Gastar dinero en tiendas, comprar por internet y sacar dinero de los cajeros automáticos, o cajero ATM (si la cuenta viene con tarjetas de débito)
  • Transferir dinero a otra cuenta
  • Ver la actividad de la cuenta

Pero también hay algunas diferencias que usted puede notar.

  • Los dos son responsables del dinero que entra y sale de la cuenta.
  • Solo hace falta una persona en la cuenta para firmar un cheque, pero los nombres de ambos aparecerán en él.
  • Aunque ambos tengan acceso completo a la cuenta, puede que cada uno tenga perfiles en línea separados con información de acceso única.
  • Podrían cobrarles más recargos si los dos utilizan la cuenta más de lo que lo harían en una cuenta individual. Por ejemplo, si su banco cobra un recargo por cheque y usted extiende más cheques porque hay dos personas en la cuenta, eso podría costarle más. Algunas entidades financieras también cobran recargos por tarjeta de débito. Así que cuantas más tarjetas de débito emitan, más se cobrará en su cuenta. También ustedes podrían tener que pagar más recargos de cajero automático si ambos sacan dinero de cajeros ATM fuera de la red.

¿Cuáles son algunas ventajas de una cuenta corriente conjunta?

Una cuenta corriente conjunta puede fomentar la confianza y la comunicación abierta en su relación si comparte la cuenta con su cónyuge o pareja. Compartir una cuenta con un padre anciano que usted cuide también puede facilitar la gestión de sus gastos y simplificar los asuntos legales en el futuro, en caso de que fallezca.

Las cuentas corrientes y de ahorro conjuntas pueden ayudarle a ahorrar para lograr grandes objetivos financieros, como la compra de una casa, el pago de una boda (en inglés) o la planificación de unas vacaciones. También son una buena forma de pagar los gastos domésticos compartidos, como los pagos del alquiler o la hipoteca, los servicios públicos y los comestibles. Esto puede facilitar a las parejas casadas la elaboración de presupuestos y el seguimiento de las finanzas familiares.

Y dependiendo de las otras cuentas que ambos tengan, compartir una cuenta corriente podría duplicar la cantidad de la cobertura del seguro de la FDIC disponible para ustedes: hasta $500,000 dólares en lugar de $250,000.

¿Cuáles son algunas desventajas de una cuenta corriente conjunta?

Si usted no tiene una confianza sólida en la persona con la que va a abrir una cuenta corriente conjunta, la relación entre ustedes podría complicarse bastante.

Una cuenta corriente conjunta puede hacerle sentir que sus finanzas están constantemente bajo el microscopio. Como el titular de la cuenta conjunta tiene acceso total al historial de cuentas, usted no tendrá la privacidad, autonomía o independencia financiera que tendría con una cuenta corriente regular.

Y si los dos no están de acuerdo en cómo quieren gastar el dinero de la cuenta, podría haber desacuerdos. Puede que a usted no le guste tener que pedir permiso para gastar su propio dinero. Pero, por otro lado, es posible que no apruebe la manera en la que su pareja gasta el dinero que tanto le ha costado ganar.

En el peor de los casos, su relación y sus finanzas podrían arruinarse.

No sólo no hay nada que le impida a la otra persona gastar todo el dinero de la cuenta, sino que, si ustedes se separan o se divorcian, su pareja podría sacar legalmente el dinero de la cuenta sin su permiso cuando la relación termine.

Y usted podría acabar pagando los errores financieros de su pareja. Supongamos que su pareja tiene deudas y se retrasa en los pagos o tiene un accidente de tráfico. Si los demandan, el dinero podría salir de su cuenta compartida.

Cómo abrir una cuenta corriente conjunta

Antes de abrir una nueva cuenta corriente conjunta (en inglés), tendrá que reunir algunos documentos.

Los requisitos para abrir una cuenta conjunta pueden variar de un banco a otro, pero como mínimo, es probable que cada persona que figure en la cuenta tenga que proporcionar cierta información personal.

  • Identificación con foto (como la licencia de conducir o el pasaporte)
  • Dirección del domicilio
  • Número de Seguro Social
  • Fecha de nacimiento

También es posible que le pidan información de contacto, como su número de teléfono o su dirección de correo electrónico.

Este es el mismo tipo de información que se espera que proporcione para abrir una cuenta corriente normal. La mayor diferencia es que el banco necesitará la información de todas las personas que figuran en la cuenta.

Algunos bancos también le permiten convertir su cuenta corriente individual en una cuenta corriente conjunta añadiendo a otros titulares a la cuenta.

Cómo cerrar una cuenta bancaria conjunta

Ya sea porque se está separando, porque ya no se siente cómodo compartiendo sus finanzas con su pareja o porque simplemente quiere abrir una nueva cuenta propia, es posible que quiera cerrar su cuenta corriente conjunta.

Esto es lo que puede esperar.

  • Si van a cerrar su cuenta en una sucursal — Es posible que ambos tengan que llevar documentos de identidad con fotografía y completar algunos papeles.
  • Si van a cerrar la cuenta por Internet — Podrían tener que iniciar sesión en su cuenta con sus nombres de usuario y contraseñas únicos y pasar por un proceso de cierre de cuenta automatizado por separado.
  • Si cierran su cuenta por teléfono — Ambos podrían tener que llamar al servicio de atención al cliente, responder a preguntas de identificación y dar su consentimiento verbal para cerrar la cuenta.
  • Si cierran la cuenta por correo — Es posible que ambos tengan que rellenar la documentación y enviarla al banco.

Antes de cerrar una cuenta corriente conjunta, es importante que cancelen los pagos automáticos y esperen a que se compensen los cheques pendientes y las transacciones con tarjeta de débito. También querrán redirigir los depósitos directos a sus nuevas cuentas.


¿Qué sigue? Decida si abrir una cuenta corriente conjunta es lo adecuado para usted.

Abrir una cuenta corriente conjunta con otra persona es un gran paso, por lo que es importante tomarse un momento para hablarlo y asegurarse de que ambos están de acuerdo.

La comunicación es clave. Les recomendamos que hablen de su situación financiera, incluso de sus objetivos y expectativas comunes sobre el uso que cada uno hará de la cuenta.

Las cuentas corrientes conjuntas pueden no ser adecuadas para todos. Si no se siente cómodo compartiendo sus finanzas con otra persona, es saludable admitirlo y abrir cuentas individuales por separado.