Cómo bajar la tasa de interés de su tarjeta de crédito

Woman thinking about how to lower her credit card interest rateImage: Woman thinking about how to lower her credit card interest rate

In a Nutshell

Pagar grandes saldos de tarjetas de crédito puede resultar costoso. Hágalo más manejable aprendiendo a negociar una tasa de interés de tarjeta de crédito más baja.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Si tiene una tasa de interés alta en su tarjeta de crédito, es posible que desee negociar una tasa de interés más baja.

Las tarjetas de crédito son excelentes herramientas que pueden ayudarle a aprovechar su flujo de efectivo, ya que puede realizar compras ahora y pagarlas más tarde. Así mismo, las tarjetas pueden hacer que su dinero rinda un poco más si aprovecha las tarjetas con recompensas o con devolución de efectivo.

Pero las tarjetas de crédito también pueden tener altas tasas de interés que hacen que mantener saldos sea costoso para los titulares de las tarjetas.

Si actualmente tiene un saldo en su tarjeta y desea evitar incurrir en más deudas, reducir la tasa de interés de su tarjeta puede ayudar. Pero, ¿cómo se puede reducir la tasa de interés de su tarjeta de crédito sin cambiar de tarjeta?

Puede negociar con su banco o compañía de tarjeta de crédito para obtener una tasa de interés más baja en su tarjeta. Aunque la compañía de la tarjeta finalmente diga “no”, conocer estos pasos podría ayudarle a mejorar sus probabilidades de obtener una respuesta favorable.


  1. Evalúe su situación actual
  2. Primero, establezca su crédito si lo necesita
  3. Encuentre ofertas de tarjetas de crédito competidoras
  4. Comprenda la perspectiva de la empresa de tarjeta de crédito
  5. Llame y haga su solicitud
  6. No tenga miedo de negociar en el futuro
  7. Considere una tarjeta de crédito de transferencia de saldo como alternativa

1. Evalúe su situación actual

Antes de llamar al número de servicio al cliente que se encuentra en el reverso de su tarjeta de crédito, comprenda con qué está trabajando. Conozca los términos actuales de su tarjeta de crédito, incluyendo el periodo de gracia, la fecha de vencimiento del estado de cuenta y el saldo actual de su tarjeta de crédito (en inglés).

Si se prepara, estará en una mejor posición para evaluar mejor las opciones que la compañía de su tarjeta de crédito podría ofrecer.

Así mismo, no olvide verificar su crédito. Puede utilizar esto como una ventaja en sus negociaciones. Tener un crédito sólido puede indicar que es probable que usted pague sus saldos y lo que debe, por lo que las compañías de tarjetas de crédito pueden estar más dispuestas a conceder sus solicitudes.

2. Primero, establezca su crédito si lo necesita

Si se da cuenta de que su crédito no es óptimo, es posible que desee trabajar en fortalecer su salud crediticia de modo que se vea más solvente para el banco.

Trate de mantener su tasa de utilización de crédito (en inglés) —el porcentaje de su límite de crédito que está usando— al 30% o menos.

3. Encuentre ofertas de tarjetas de crédito competidoras

Los emisores de tarjetas de crédito y los bancos deben competir con otras marcas para adquirir más clientes. Eso significa que deben mantenerse competitivos con sus tarifas.

Haga su tarea y busque otras tarjetas de crédito disponibles. Si encuentra una tarjeta similar a la suya que ofrece una mejor tasa, anote el nombre, la compañía y los términos de la tarjeta. Querrá compartir esta información cuando se comunique con el banco.

4. Comprenda la perspectiva de la empresa de tarjeta de crédito

Puede negociar mejor si comprende lo que el banco o la compañía de la tarjeta de crédito necesita ver desde su perspectiva para aceptar su solicitud. A veces, un banco necesitaría asegurarse de que los clientes constituyen un riesgo menor antes de aceptar bajar la tasa de interés.

5. Llame y haga su solicitud

Ahora ya está listo para obtener su tarjeta de crédito y llamar al número de servicio al cliente que figura en la parte posterior de la tarjeta. Cuando se comunique con un representante, explíquele cortésmente el motivo de su llamada.

Si usted tiene buen crédito (en inglés), puede recordarle eso al representante y señalar su historial de ser un buen cliente (que usa regularmente su tarjeta y paga sus facturas a tiempo).

Es posible que desee compartir su información sobre las otras ofertas disponibles de otras compañías y explicar por qué podría transferir su saldo a una nueva tarjeta de crédito si no puede obtener una tasa de interés más baja de su compañía actual. También puede preguntar si al menos igualarán la tasa de interés de una tarjeta competidora.

6. No tenga miedo de volver a negociar en el futuro

John Rampton, fundador de Due, ha negociado con éxito tasas más bajas para sus tarjetas de crédito y lo hace periódicamente. Él dice que se puede esperar regatear y recomienda no rendirse después de una llamada.

Según su experiencia, las compañías de tarjetas de crédito parecen estar más dispuestas a ofrecer tarifas más bajas cuando las solicita después de realizar pagos consistentes en su tarjeta durante al menos seis meses. Él da seguimiento a las solicitudes cada seis meses para pedir tarifas más bajas hasta que recibe un “no”.

7. Considere una tarjeta de crédito de transferencia de saldo como alternativa

Las tarjetas de transferencia de saldo pueden brindarle una alternativa para obtener una tasa de interés más baja en su deuda de tarjeta de crédito actual. Esto puede permitirle consolidar sus saldos existentes (en inglés) de varias tarjetas a una única tarjeta nueva. Querrá utilizar una tarjeta de crédito con una oferta de tasa efectiva anual (o tasa APR) introductoria de 0% (en inglés) en transferencias de saldo para ahorrar dinero en el pago de su deuda. Aquí hay algunas tarjetas que puede considerar.


En resumen

Esto es lo que debe tener en cuenta si desea aprender a negociar con su banco o compañía de tarjeta de crédito para reducir la tasa de interés de su tarjeta de crédito.

Qué hacer Qué no hacer
Primero haga su tarea. Conozca su crédito e información de ofertas de otras tarjetas. Puede utilizar ambos datos para negociar. No empiece a negociar sin estar preparado. Sepa lo que está pidiendo, por qué lo está pidiendo y otras ofertas disponibles.
Solicite hablar con un gerente si el representante inicial dice “no” o parece poco servicial. No se conforme con un simple “no”. Si se rechaza solicitud, pida una explicación de por qué y cómo cambiar su situación para obtener la tasa de interés que desea.
Sea amable, educado y de trato fácil. Los representantes de servicio al cliente también son personas y es probable que quieran ayudarle. Recuerde que es probable que las limitaciones se deban a la política de la empresa, no a esa persona. No seas descortés ni beligerante. Tampoco le mienta al representante. Después de todo, ellos siempre pueden verificar el historial de su cuenta.
Vuelva a llamar si se rechaza su solicitud inicial de una tasa de interés más baja. E incluso si logra una tasa más baja, aún puede intentar volver a llamar en seis meses para ver si puede acceder a una tasa aún más baja en su tarjeta de crédito. No se rinda después de una sola llamada. Vuelva a llamar o considere explorar otras opciones, como una tarjeta de transferencia de saldo.

Utilice este proceso para negociar una tasa más baja con su banco o compañía de tarjeta de crédito. Si tiene éxito, es posible que pueda ahorrar en el pago de su deuda y pagar sus saldos más rápido.


About the author: Kali Hawlk is a writer who’s passionate about using her skills and knowledge to help others. She shares ideas and stories on business, finance, entrepreneurship, and living mindfully and with intention. She’s been fea… Read more.