Usted puede encontrar un préstamo hipotecario aunque tenga mal crédito, pero ¿debería aceptarlo?

Man listening to music in his room looking out the window on rainy day.Image: Man listening to music in his room looking out the window on rainy day.

In a Nutshell

Es posible que usted pueda encontrar un préstamo hipotecario aunque tenga mal crédito, pero eso no significa necesariamente que deba solicitar y aceptar el préstamo. Antes de comprometerse, considere si es el momento adecuado para comprar una vivienda y, si está preparado, busque y compare ofertas disponibles cuidadosamente para asegurarse de que obtiene la más adecuada para usted.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

La compra de una casa es una gran inversión, pero también puede convertirse en un desastre financiero si termina aceptando la hipoteca equivocada.

Ser propietario de una vivienda puede ayudarle a acumular capital. Pero si las tasas de interés elevadas y las condiciones desfavorables implican que tendrá dificultades para pagar su hipoteca —o, peor aún, que no podrá pagar el préstamo (en inglés)—, la compra de una casa podría socavar su bienestar financiero.

Es posible encontrar una hipoteca que usted pueda gestionar aunque tenga mal crédito, pero hay que saber qué buscar y cómo evitar los préstamos que le resultarán difíciles de pagar.

Repasaremos lo que debe tener en cuenta y algunos tipos de préstamos (en inglés) que pueden ser una buena opción según sus circunstancias.



¿Puedo comprar una casa aunque tenga mal crédito?

Cuando usted solicite una hipoteca, los prestamistas revisarán sus puntajes de crédito. Aunque hay muchos puntajes de crédito de diferentes agencias de informes crediticios, muchos prestamistas utilizan los puntajes FICO, que pueden oscilar entre 300 y 850 para los puntajes básicos y entre 250 y 900 para los puntajes específicos al sector. Puede que estos no sean los puntajes que su prestamista utilice al revisar su crédito, pero pueden darle una mejor idea de su situación.

La mayoría de las personas que solicitan una hipoteca tienen un crédito sólido. El puntaje crediticio promedio fue de 788 para hipotecas nuevas en el primer trimestre de 2021, según un informe de la Reserva Federal. Sólo un pequeño porcentaje de las nuevas hipotecas fueron obtenidas por personas con puntajes inferiores a 620.

Si bien es posible obtener un préstamo hipotecario con puntajes inferiores a 600, la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor advierte que estos préstamos a menudo vienen con tasas de interés muy altas y podrían poner a los prestatarios en riesgo de incumplimiento. Dado que solicitar una hipoteca con mal crédito (en inglés) podría significar que sólo se puede optar por un préstamo que puede ser difícil de pagar, podría ser mejor esperar para comprar una casa hasta que mejoren sus puntajes de crédito.

¿Quién financia viviendas para compradores con mal crédito?

Aunque muchos prestamistas hipotecarios no ofrecen préstamos a personas con mal crédito, algunos sí lo hacen a personas con puntajes más bajos.

Es posible que oiga hablar de este tipo de préstamos como “hipotecas de alto riesgo” o “subprime”, lo que significa básicamente que pagará una tasa de interés más alta que el de una hipoteca “de primera” porque los prestamistas consideran que el préstamo es más arriesgado. Es posible que sólo tenga la opción de contratar una hipoteca con una tasa de interés variable, en la que la tasa de interés puede cambiar con el tiempo.

Aunque es importante evitar los préstamos de alto riesgo, es posible encontrar una hipoteca asequible cuando se tiene mal crédito.

Préstamos de la FHA

La Administración Federal de la Vivienda (o FHA, por sus siglas en inglés) colabora con los prestamistas para ayudar a las personas a ser propietarias de una vivienda aunque su puntaje crediticio no sea muy bueno. La FHA asegura los préstamos que los prestamistas conceden a los prestatarios más arriesgados, de modo que éstos pueden ofrecer financiación con tasas más bajas y con mejores condiciones.

Los préstamos de la FHA permiten a los prestatarios con pagos iniciales de hasta el 3.5% acceder a préstamos hipotecarios, siempre que su puntaje crediticio sea de 580 o superior. Para los compradores de vivienda con puntajes entre 500 y 579, todavía es posible obtener una hipoteca garantizada por la FHA, pero se requiere un pago inicial mínimo del 10%. Por ejemplo, si va a comprar una casa de $200,000, tendrá que hacer un pago inicial de al menos $20,000 dólares. Si su puntaje es inferior a 500, no podrá optar por un préstamo hipotecario asegurado por la FHA.

Préstamos de la VA

Es posible que los veteranos elegibles, los miembros actuales del servicio militar y los cónyuges sobrevivientes de los miembros del servicio militar puedan calificar para un préstamo de vivienda a través del Departamento de Asuntos de los Veteranos (o VA, por sus siglas en inglés).

Los préstamos de la VA son ofrecidos por prestamistas privados, pero la VA garantiza una parte del préstamo, lo que puede dar lugar a condiciones más favorables. Usted puede ser capaz de calificar con puntajes de crédito bajos o incluso con una quiebra anterior. También puede calificar sin pago inicial.

Préstamos del USDA

Y los prestatarios de ingresos bajos o moderados en zonas rurales elegibles pueden encontrar un préstamo a través del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

No es necesario tener un crédito perfecto para calificar para un préstamo del USDA.

Programas estatales y locales

Algunos estados también ofrecen programas para facilitar la adquisición de una vivienda, ofreciendo a los prestatarios que reúnen los requisitos necesarios la oportunidad de obtener un préstamo hipotecario aun con mal crédito. Por ejemplo, la Agencia Hipotecaria del Estado de Nueva York (o SONYMA, por sus siglas en inglés), ofrece ayuda a aquellos que compran una vivienda por primera vez. No hay un mínimo de puntaje de crédito para los préstamos de la SONYMA aunque hay otros requisitos de elegibilidad.

Consulte con su departamento de vivienda local o estatal para ver si ofrece un programa para el que pueda reunir los requisitos.

Cómo encontrar una hipoteca cuando se tiene mal crédito

Cualquiera que busque una hipoteca, independientemente de su puntaje crediticio, debe comparar las tasas de interés y los términos de diferentes prestamistas. Esto es especialmente importante cuando su crédito hace difícil encontrar un préstamo hipotecario con condiciones asequibles. Puede comparar préstamos de diferentes tipos de prestamistas, como …

  • Compañías hipotecarias
  • Bancos nacionales y comunitarios
  • Cooperativas de crédito

Los agentes hipotecarios pueden comparar las tasas de interés en su lugar para ponerle en contacto con un prestamista basándose en sus necesidades, pero no están obligados a encontrarle la mejor oferta a menos que actúen como su agente bajo contrato. Los agentes también suelen cobrar una comisión por sus servicios, que puede pagarse en el momento del cierre o puede consistir en una tasa de interés más alta. Esta comisión puede estar separada de otros costos de originación de la hipoteca o de otras comisiones. Y a veces puede ser difícil saber si está trabajando con un prestamista o con un agente, así que asegúrese de preguntar.

Cuando usted tiene mal crédito, muchos prestamistas pueden no estar dispuestos a trabajar con usted, o usted puede encontrar que las tasas de interés de los prestamistas que están dispuestos a ofrecerle un préstamo son prohibitivamente altas. Para encontrar prestamistas que ofrezcan préstamos de la FHA y que puedan ofrecer mejores términos, utilice la lista de búsqueda de prestamistas (en inglés) que pone a su disposición el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos.

¿Debería solicitar una hipoteca aunque tenga mal crédito?

A través del proceso de solicitud de hipoteca del prestamista, sabrá si es elegible para la financiación. Pero que le aprueben un préstamo no significa necesariamente que usted deba aceptarlo. De hecho, hay algunas circunstancias en las que probablemente debería rechazar el préstamo.

Es posible que no quiera solicitar un préstamo…

  • Si las mensualidades de la hipoteca superan el 30% de sus ingresos mensuales. Podría resultarle difícil hacer frente a los pagos, lo que podría ponerle en una situación en riesgo de ejecución hipotecaria.
  • Si le ofrecen una hipoteca pero con una tasa de interés muy alta. Tendrá que hacer pagos mensuales más altos y su préstamo le costará más a lo largo del tiempo que si pudiera esperar a que su crédito mejore lo suficiente para conseguir una oferta mejor.
  • Si su puntaje de crédito es bajo porque tiene problemas para pagar las facturas o tiene muchas deudas. En lugar de añadir otra obligación financiera importante, es posible que desee esperar hasta que su deuda esté bajo control.

También debe tener en cuenta su preparación financiera general para comprar una casa antes de comprometerse con una hipoteca. Por ejemplo, usted querrá tener un pago inicial y dinero para cubrir los costos de cierre antes de estampar su firma en los documentos de la hipoteca. También le conviene tener ahorros para emergencias (en inglés), ya que convertirse en propietario puede suponer tener que afrontar algún día gastos sorpresa en la vivienda, como la caída de un árbol o la rotura de un calentador de agua.

Cómo aumentar las posibilidades de aprobación

Si espera conseguir una hipoteca razonable aunque tenga mal crédito, hay algunas cosas que puede hacer para tratar de aumentar sus probabilidades de que le aprueben el préstamo.

  • Ahorre para dar un mayor pago inicial. Si pone más dinero de entrada en la casa, puede que no sea tan arriesgado que un prestamista le conceda un préstamo.
  • Consiga un aval. Un aval se compromete a asumir la responsabilidad legal de pagar el préstamo si usted no puede hacerlo. Pero pedirle a alguien que sea su aval conlleva grandes repercusiones (en inglés), porque si usted no paga, el prestamista puede intentar cobrarle al aval. Aun así, los familiares o amigos cercanos pueden estar dispuestos a asumir el riesgo.
  • Pague otras deudas. La cantidad de deudas que ya tiene en comparación con sus ingresos es un factor clave para determinar si le aprobarán un préstamo hipotecario. Si tiene pocas deudas y sus ingresos son lo suficientemente elevados como para poder pagar la hipoteca, conseguir la aprobación puede ser más fácil.
  • Tome medidas para mejorar su crédito. Mejorar su crédito es una de las mejores maneras de aumentar sus posibilidades de que le aprueben un préstamo, y con mejores términos. Una forma de ayudar a mejorar su crédito es revisar sus informes crediticios en busca de errores y disputar cualquier información incorrecta. Pagar las deudas para mantener la utilización de su crédito por debajo del 30% y hacer los pagos a tiempo también puede ayudar a mejorar su crédito.

Elegir a un prestamista que ofrezca préstamos de la FHA también podría aumentar sus probabilidades de aprobación, ya que los requisitos de calificación son menos estrictos.


Próximos pasos: Explore otras alternativas si tiene mal crédito y no puede conseguir una hipoteca

Si se siente frustrado por la dificultad de conseguir un préstamo hipotecario cuando tiene mal crédito, quizá se pregunte si puede comprar una casa utilizando otras fuentes de financiación, como los préstamos personales.

Los prestamistas hipotecarios no suelen permitir que los prestatarios pidan un préstamo personal para el pago inicial. La mayoría de los prestamistas querrán saber para qué es el préstamo, y puede que no quieran concederle el préstamo con el fin de comprar un inmueble. E incluso si lo hacen, pagar una casa con un préstamo personal significa que no obtendrá los beneficios fiscales asociados con una hipoteca, como la posibilidad de deducir los intereses hipotecarios al detallar las deducciones del impuesto federal sobre la renta. Además, los préstamos personales suelen tener una tasa APR más alta, lo que significa que probablemente acabará pagando más en intereses durante la duración del préstamo.

Si puede optar por una hipoteca más pequeña y permitirse una casa menos cara, puede considerar la posibilidad de comprar una casa que necesite reparaciones y utilizar un préstamo personal para hacer mejoras después de la compra.

También podría considerar la posibilidad de utilizar un préstamo personal para consolidar y pagar más rápidamente las deudas de alto interés. Al pagar la deuda y realizar los pagos a tiempo, puede reducir su utilización del crédito y crear un historial de pagos positivo, lo que puede mejorar su crédito. Ambas cosas pueden ayudarle a calificar para una hipoteca más fácilmente.


About the author: Christy Rakoczy Bieber is a full-time personal finance and legal writer. She is a graduate of UCLA School of Law and the University of Rochester. Christy was previously a college teacher with experience writing textbo… Read more.