¿Qué es la protección contra sobregiros?

Man texting with cell phone on sofaImage: Man texting with cell phone on sofa

In a Nutshell

La protección contra sobregiros es un servicio agregado a una cuenta bancaria que transfiere dinero automáticamente de una cuenta separada designada para cubrir un déficit en la cuenta principal.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Un sobregiro ocurre cuando no hay suficiente dinero en su cuenta corriente para pagar una compra, pero su banco o cooperativa de crédito cubre el pago de todos modos. Cuando eso ocurre, el banco suele cobrarle un recargo y le obliga a devolver la cantidad sobregirada. Esa es la protección contra sobregiros.

Hay que admitirlo: cualquiera puede cometer un error sin querer. Podemos olvidarnos de hacer un depósito u olvidar que hemos pagado un artículo en particular. Hay varias razones por las que los titulares de cuentas bancarias pueden cometer un error de cálculo o un pequeño descuido presupuestario, aun hasta los que más saben de finanzas.

Los sobregiros en las cuentas pueden acarrear fuertes recargos, que a veces se suman a la carga de deudas de un consumidor ya agobiado. La protección contra sobregiros es una red de seguridad financiera para los titulares de cuentas corrientes, pero puede no ser la mejor opción para todos.



Lo fundamental

Aunque las entidades financieras operan de forma independiente, las mismas acostumbran ofrecer algunos tipos de protección contra sobregiros. Como titular de una cuenta corriente (en inglés), usted puede añadir o eliminar la protección contra sobregiros durante la vigencia de su cuenta. Cuando se inscribe en la protección contra sobregiros, tiene que vincular al menos una cuenta de respaldo (como una cuenta de ahorros o una tarjeta de crédito) a su cuenta corriente. Si la cuenta corriente no tiene fondos para cubrir una transacción, los fondos se extraen automáticamente de una de las cuentas vinculadas para cubrir el importe.

Los cargos

Naturalmente, esa red de seguridad tiene un costo. La mayoría de los cargos de la protección contra sobregiros suelen ser, en promedio, de unos $12. Eso sí, ese precio mínimo parece bastante razonable si se compara con el cargo promedio de $34 por sobregiro que se puede cobrar por transacción.

Las cuentas vinculadas elegibles también pueden tener cargos adicionales que varían según la cantidad adelantada para cubrir las transacciones. Para conocer a fondo esos cargos, las cantidades y cuándo pueden cargarse en su cuenta, asegúrese de leer la letra pequeña del acuerdo y la política de condiciones de su tarjeta de crédito antes de optar por la protección contra sobregiros.

¿Todo el mundo necesita protección contra los sobregiros?

La respuesta rápida es “no”, pero, por supuesto, una respuesta simple como esa no es suficiente cuando se trata de finanzas.

La protección contra sobregiros puede ser beneficiosa para los nuevos titulares de cuentas, como los estudiantes que tienen un presupuesto (en inglés) y están aprendiendo a gestionar su dinero de forma responsable, o para aquellos que dependen del día de pago para recargar sus cuentas.

Inscribirse en la protección contra sobregiros puede evitar la vergüenza de una compra rechazada, y también puede ayudar a cubrir una compra de emergencia en caso de apuros. Por supuesto, recuerde que cada sobregiro es esencialmente un costoso préstamo del banco cuando se suman los recargos. Intente evitarlos en lo posible.

¿Cree que la protección contra sobregiros no es para usted? No hay problema. Muchos bancos ofrecen cuentas que le permiten al titular de la cuenta excluir o rechazar todos los servicios de protección contra sobregiros. Si una cuenta no tiene los medios para cubrir una transacción, como una compra con débito, retiro de dinero en un cajero automático o un pago electrónico, la transacción será rechazada o el artículo será devuelto. Renunciar a la protección contra sobregiros es una forma segura de evitar los cargos por sobregiro del banco, aunque hay que tener precaución porque pueden aplicarse otros recargos.

¿Puede el banco inscribir mi cuenta automáticamente en su servicio de protección contra sobregiros?

No. Bajo la Ley de Protección contra Sobregiros (en inglés), los bancos ya no pueden inscribir automáticamente a los clientes en la cobertura o protección contra sobregiros; el cliente toma la decisión final.

Cómo evitar los cargos por sobregiro

Seamos sinceros: el sector bancario es un negocio enfocado en ganar dinero, y una forma de hacerlo es cobrarles varios recargos a sus clientes. Aunque algunos cargos son inevitables, los titulares de las cuentas pueden evitar la mayoría de esos cargos (en inglés) y quedarse con el dinero que tanto les ha costado ganar.

  • Inscríbase para recibir alertas de la cuenta, como recordatorios de pago y alertas de saldo bajo.
  • Supervise con frecuencia su cuenta para detectar actividades o gastos inusuales.
  • Mantenga algo de dinero extra en la cuenta corriente, si es posible, para evitar un saldo bajo
  • Inscríbase en servicios de cuenta que recarguen automáticamente una cuenta con saldo bajo
  • Elimine cualquier servicio de protección contra sobregiros

Antes de abrir una cuenta corriente, investigue y lea la letra pequeña del banco sobre sus cargos. Algunos bancos, como Wells Fargo, pueden ofrecer la exención de los cargos por sobregiro si la cantidad total se deposita en la cuenta antes de una hora determinada el mismo día laborable.

Cuando le hagan un cargo a su cuenta, llame a un representante de servicio de atención al cliente y pida que se lo quiten. Una apelación a un representante de servicio de atención al cliente podría tener éxito. Merece la pena intentarlo, ¿no es así?


Próximos pasos

Agregar la protección contra sobregiros a una cuenta es una salvaguardia práctica y relativamente barata frente a posibles cargos por sobregiro. Antes de añadir esa protección opcional a una cuenta, debe examinar sus hábitos de gasto y su capacidad de gestión de la cuenta para determinar si realmente necesita esa protección adicional. La protección contra sobregiros no es necesaria para todo el mundo.

Si tiende a mantener un saldo bajo en su cuenta corriente y no vigila de cerca sus hábitos de gasto, la protección contra sobregiros podría ser para usted. Si tiene la suerte de mantener un fondo de dinero en efectivo en su cuenta corriente y se esfuerza por controlar su cuenta de forma rutinaria, la protección contra sobregiros puede no ser necesaria. Si está indeciso, recuerde que nada es definitivo; la protección contra sobregiros puede añadirse o eliminarse de su cuenta.


About the author: Sarah Schaut is a Canadian living in sunny Florida. She’s an economic crimes detective at a city police department and an expert in credit, fraud and mortgages. Read more.