¿Le conviene una cuenta de tarjeta de crédito conjunta?

Couple discussing if a joint credit card account right for themImage: Couple discussing if a joint credit card account right for them

In a Nutshell

Algunos emisores de tarjetas de crédito pueden ofrecerle la opción de abrir una cuenta de tarjeta de crédito conjunta. Esto puede ayudar a simplificar las finanzas de los matrimonios y otras parejas, pero compartir una tarjeta no es lo mejor para todos.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Seamos sinceros: Con tantas opciones en el mercado, encontrar la tarjeta de crédito que mejor le convenga puede ser una propuesta bastante complicada

¿Se decide por una tarjeta que ofrezca puntos, devuelva dinero o tenga algún otro tipo de beneficio? La respuesta no siempre es fácil, y sólo se complica cuando se añade otro titular a la cuenta.

Así es. Algunos emisores de tarjetas de crédito pueden ofrecerle la opción de abrir una cuenta de tarjeta de crédito conjunta. Pero no siempre es así, ya que la mayoría de los emisores prefieren emitir las tarjetas a titulares de cuenta principal, que luego pueden añadir un número determinado de usuarios autorizados a la cuenta si así lo desean; más adelante hablaremos de eso.

Entonces, ¿por qué abrir una cuenta de tarjeta de crédito conjunta en primer lugar? Algunas parejas o cónyuges consideran que simplifica su vida financiera. Al fin y al cabo, las parejas suelen compartir otras cuentas financieras, como la de cheques (en inglés) y la de ahorros. Para muchas personas, una cuenta conjunta de tarjeta de crédito completa el panorama. Dicho esto, una cuenta conjunta no es para todos. Es importante determinar exactamente en qué se diferencia de añadir un usuario autorizado, y tendrá que considerar qué opción puede ser la mejor para su situación.


Un usuario autorizado frente a un titular de cuenta conjunta: ¿Cuál es la diferencia?

Normalmente, la persona que abre una cuenta de tarjeta de crédito es la única autorizada a utilizarla. Esta persona se conoce generalmente como el titular principal de la tarjeta, y es legalmente responsable de pagar todas las deudas de la cuenta.

Veamos otros dos tipos de usuarios de tarjetas de crédito y veamos en qué se diferencian.

Un usuario autorizado

Ser un usuario autorizado significa que usted puede utilizar la tarjeta de crédito de otra persona a su nombre. En un sentido literal, usted está “autorizado” a realizar compras con la tarjeta. A menudo, un usuario autorizado puede ser un cónyuge o un dependiente en la escuela secundaria o en la universidad.

Eso sí: Los usuarios autorizados no suelen tener todos los privilegios del titular principal de la tarjeta. Probablemente no podrán hacer cambios en la cuenta, como solicitar un aumento del límite de crédito o añadir más usuarios autorizados.

Lo importante es recordar que sólo el titular principal es responsable del pago de la deuda. Además, el titular principal puede eliminar al usuario autorizado de la cuenta; por lo general, es tan sencillo como llamar al emisor de la tarjeta de crédito al número que figura en el reverso de la misma.

¿Cuántos usuarios autorizados puedo añadir en la misma cuenta de tarjeta de crédito?

Eso depende. Cada emisor y tarjeta puede tener diferentes restricciones, por lo que es importante leer los términos y condiciones de su tarjeta antes de añadir a un usuario autorizado. Algunas tarjetas también cobran una comisión por usuario autorizado, así que tenga cuidado con eso.

¿Afectará mi crédito el hecho de compartir una tarjeta de crédito con un familiar adolescente?

Tanto si, es aval de una tarjeta de crédito para su hijo o familiar adolescente (en inglés) como si lo añade como usuario autorizado, el uso que haga de la tarjeta puede afectar su crédito también.

Si se le añade como usuario autorizado, puede utilizar la cuenta de su tarjeta de crédito, pero, en última instancia, no es responsable de pagar la factura.

Titular de una cuenta conjunta

Las parejas que tienen una cuenta de tarjeta de crédito conjunta son igualmente responsables de pagar el saldo total. Por este motivo, es importante confiar en la persona con la que se abre una cuenta conjunta. Las cuentas conjuntas son las más utilizadas por los cónyuges que comparten sus finanzas y no les importa tener el mismo límite de crédito.

Ventajas y desventajas de una cuenta de tarjeta de crédito conjunta

Una de las mayores ventajas de solicitar una tarjeta de crédito conjunta es que usted puede permitir que alguien con un historial de préstamos irregular o un puntaje de crédito más bajo obtenga mejores términos. Esto se debe a que se tiene en cuenta el crédito de ambos solicitantes.

Otra ventaja es que todas las compras combinadas de los titulares de la cuenta aparecen en un estado de cuenta único, lo que puede simplificar las finanzas de las parejas. Además, ambos titulares pueden aprovechar al máximo todas las funciones de la tarjeta, ya sea para cambiar puntos por recompensas, disputar cargos o transferir saldos.

Por supuesto, una cuenta de tarjeta de crédito conjunta también puede tener consecuencias negativas no deseadas. Si una de las personas se lanza a gastar, ambos titulares —incluso la persona más frugal— siguen siendo responsables del pago de la deuda. Esto puede convertirse en un problema especialmente complicado si se produce un cambio de vida en la relación, como una separación, un divorcio o un fallecimiento.

En general, es mejor mantener una conversación sincera sobre las finanzas antes de acordar la apertura de una cuenta de tarjeta de crédito conjunta. Las preguntas que debe hacerle a su pareja antes de abrir una tarjeta de crédito conjunta pueden ser…

  • ¿Estás preparado o preparada para asumir la responsabilidad de un compromiso financiero conjunto?
  • ¿Añadir a uno de nosotros como usuario autorizado lograría los mismos objetivos?
  • ¿Hemos acordado seguir las directrices generales al utilizar la tarjeta?

¿Puede el emisor de una tarjeta de crédito hacerme preguntas sobre mi cónyuge o ex cónyuge?

Normalmente, no. Esa información suele ser prohibida si está solicitando su propia tarjeta de crédito, y no una cuenta conjunta, basada en sus propios ingresos. Pero, sí, existen excepciones; para más información, consulte la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor.


En resumen

Si se prepara y hace preguntas con antelación, puede encontrar la tarjeta adecuada para su situación. Puede ser una tarjeta individual, una tarjeta de usuario autorizado o una tarjeta conjunta. Un punto clave que debe tener siempre presente es pagar el saldo total de la tarjeta cada mes, si puede. Los intereses pueden acumularse rápidamente con el paso del tiempo, y eso no es nada bueno, aunque usted tenga a otra persona con quién dividir los gastos.


About the author: Rod Kelly has been a writer and editor for more than three decades, the last of which has been in the financial services industry. A native of Minnesota, Rod has made Chicago his home along with his wife and children. Read more.