Cómo cancelar una tarjeta de crédito de forma inteligente

Man trying to cancel a credit card on the phoneImage: Man trying to cancel a credit card on the phone

In a Nutshell

Cancelar una tarjeta de crédito puede parecer un proceso simple, pero es mejor considerarlo detenidamente antes de actuar. En algunos casos, cancelar una tarjeta puede dañar su crédito. Siga leyendo para saber qué considerar antes de cancelar una tarjeta de crédito y cómo cancelarla de la manera más efectiva.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Si se pregunta cómo cancelar una tarjeta de crédito, primero es mejor reflexionar sobre la decisión.

De hecho, las consecuencias de cerrar una tarjeta de crédito podrían afectar sus puntajes e informes crediticios durante mucho tiempo.

Cancelar una tarjeta de crédito puede parecer una forma sencilla de pasar a una nueva y mejor opción, o tal vez desee terminar su relación con una tarjeta que ahora se da cuenta era demasiado costosa y en parte culpable de sus problemas de deuda. Pero una tarjeta de crédito cerrada puede llamar la atención en sus informes de crédito y afectar sus puntajes considerablemente.

Eso no significa que siempre sea una mala idea cerrar una tarjeta de crédito. Pero es importante saber en qué se está metiendo primero. Repasemos algunas cosas en las que debe pensar al considerar cerrar una tarjeta de crédito y cómo eso puede afectar su crédito.


  1. Considere los efectos en su vida diaria
  2. Considere seriamente el impacto en su crédito
  3. Considere alternativas a la cancelación de su tarjeta de crédito
  4. Cancele su tarjeta

1. Considere los efectos en su vida diaria

Si actualmente depende de su tarjeta de crédito para gastos comunes, cancelar una tarjeta podría llevarlo a cambiar muchos de sus hábitos. E incluso si tiene otras tarjetas, es buena idea pensar en cómo pagará las cosas después de cancelar su tarjeta.

Por ejemplo, si usa su tarjeta de crédito para pagar los gastos diarios en supermercados, restaurantes y gasolineras, tendrá que encontrar un nuevo método de pago. Si la tarjeta que usó anteriormente en esos lugares ganaba recompensas, es posible que también esté perdiendo beneficios similares en el futuro. Si planea usar otra tarjeta, revise sus características y evalúe si es una opción igualmente buena.

Por otro lado, es posible que ya haya decidido que prefiere pagar con tarjeta de débito, cheque o efectivo. Pero cada una de esas opciones viene con sus propios usos específicos y problemas potenciales, así que considere cómo sería ese futuro antes de actuar.

2. Considere seriamente el impacto en su crédito

Existen cinco factores principales que influyen en sus puntajes de crédito: el historial de pagos, los montos adeudados, la duración del historial crediticio, el crédito nuevo y la combinación de créditos. Cancelar una tarjeta de crédito podría afectar cada uno de estos factores y, a su vez, sus puntajes.

Echemos un vistazo a cómo la cancelación de una tarjeta de crédito podría afectar a cada uno de estos importantes factores crediticios.

Historial de pagos

Realizar pagos puntuales y completos de manera consistente es una forma común de usar una tarjeta de crédito para generar crédito. Si puede hacer eso, esta puede ser una forma sencilla de ayudar a su crédito.

Por otro lado, si cree que podría tener problemas pagando su saldo todos los meses a largo plazo, cerrar la tarjeta podría protegerlo de actividades futuras que dañarían su crédito. Pero si actualmente tiene un saldo en su tarjeta y desea cerrarla, primero necesitará discutir sus opciones con su emisor.

Cantidades adeudadas

Las agencias de crédito realizan un seguimiento de la cantidad de dinero que usted debe en sus cuentas para asegurarse de que no usa demasiado de su crédito disponible. Este porcentaje, conocido como su tasa de utilización de crédito, compara la cantidad de dinero que debe con la cantidad de crédito que tiene disponible. Una tasa más baja suele ser mejor.

Si solo puede hacer el pago mínimo cada mes y tiene un saldo en la cuenta, su tasa de utilización de crédito se mantendrá más alta y esto podría afectar sus puntajes de crédito.

Pero cerrar su tarjeta de crédito solo podría empeorar las cosas si usted reduce significativamente su crédito total disponible. Si planea cerrar una tarjeta sin abrir otra línea de crédito, podría ver un impacto importante en sus puntajes.

Duración del historial crediticio

Un historial crediticio activo más largo (en inglés) generalmente es mejor para su crédito. En general, a los prestamistas les gusta ver que usted tiene un historial de administrar crédito de manera efectiva a lo largo del tiempo.

Pero cuando usted cierra una tarjeta de crédito, dicha tarjeta deja de madurar y no puede crecer. Eso reducirá su historial crediticio activo durante al menos el tiempo que sea necesario para que otra cuenta crezca.

Y si la tarjeta que está pensando en abrir también es su primera tarjeta de crédito, le recomendamos encarecidamente que la mantenga abierta incluso si rara vez la usa. Como su línea de crédito más antigua, dicha tarjeta tendrá el mayor impacto en la duración de su historial crediticio.

Nuevo crédito

Cuando solicita una nueva tarjeta de crédito, es posible que note una verificación de crédito dura en sus informes de crédito. Esto muestra que el prestamista verificó su crédito antes de decidir si aprueba su cuenta.

Cerrar su tarjeta de crédito no afectará su nuevo crédito a menos que la cierre para abrir una nueva tarjeta. Si usted se siente más cómodo teniendo solo una tarjeta de crédito a la vez, esto puede parecer un enfoque sensato.

No queremos desalentarlo de abrir una nueva tarjeta de crédito que se adapte mejor a sus necesidades y hábitos. Pero debe tener en cuenta que la nueva solicitud de tarjeta de crédito desencadenará una verificación de crédito dura y esto afectará sus puntajes a corto plazo. Si continúa con esa aplicación y cierra su cuenta anterior al mismo tiempo, ese efecto podría ser considerable.

Combinación de créditos

A los prestamistas les gusta ver que usted puede manejar una combinación de crédito renovable (como una tarjeta de crédito) y crédito a plazos (como un préstamo con un pago fijo todos los meses).

Si está pensando en cerrar su única tarjeta de crédito y no abrir otra, podría terminar eliminando el crédito renovable de sus informes por completo. En ese caso, los prestamistas no podrán evaluar la variedad de crédito que usa y es menos probable que trabajen con usted.

3. Considere alternativas a la cancelación de su tarjeta de crédito

Incluso si cerrar una tarjeta de crédito no va a afectar demasiado su estilo de vida o su perfil crediticio, puede ser más fácil no cerrar la tarjeta. De hecho, existen varias alternativas que podrían acabar siendo menos riesgosas.

Guarde la tarjeta en un cajón. Quizás haya decidido que simplemente no le gusta usar tarjetas de crédito. Si ese es el caso, considere quedarse con la tarjeta y guardarla en lugar de cerrarla. Esta medida puede parecer obvia, pero mantener la cuenta abierta y eliminar la tentación de usar la tarjeta podría ser una forma sencilla de conservar la tarjeta sin dañar su crédito.

Encuentre otra forma de manejar la deuda creciente. Si está tratando de salir de deudas de tarjeta de crédito y no desea agregar nuevos pagos, es posible que esté considerando negociar para cerrar la cuenta de la tarjeta (en inglés) con su emisor. Pero también podría pagar su deuda con una transferencia de saldo tarjeta de crédito o préstamo personal (en inglés). Estas opciones pueden ofrecer una forma más manejable de pagar su deuda.

Baje la categoría de su tarjeta para evitar un cargo anual. Si paga un cargo anual en una tarjeta que no usa, puede preguntarle a la compañía de su tarjeta de crédito si puede mantener la cuenta abierta mientras se cambia a otra tarjeta sin cargo anual (en inglés).

4. Cancele su tarjeta

Si ha considerado todas sus opciones y aún desea continuar con la cancelación de una tarjeta de crédito, aquí le mostramos cómo hacerlo.

Pague el saldo restante de su tarjeta de crédito. Piense en cancelar su tarjeta como cortar por lo sano. Lo último que desea es adeudar dinero en una tarjeta de crédito que debe seguir pagando después de cerrarla.

Cancelar pagos recurrentes. Si ha configurado pagos recurrentes para sus facturas, asegúrese de actualizar su información de pago.

Vea si necesita canjear sus recompensas. Las recompensas a veces caducan luego de cerrar la cuenta de su tarjeta, así que consulte los términos de su programa para ver si necesita usar sus recompensas antes de cancelar dicha tarjeta. Si tiene problemas para salir de deudas y tiene recompensas, es posible que pueda canjearlas por un crédito en su estado de cuenta para ayudarle a pagar su saldo.

Llame al emisor de su tarjeta de crédito. Debería poder encontrar el número de servicio al cliente en el reverso de su tarjeta. Para iniciar el proceso, dígales que desea cancelar su tarjeta de crédito.

Vaya al sitio web de su tarjeta de crédito. Alternativamente, si no desea hablar con el servicio de atención al cliente por teléfono, es posible que pueda cancelar en línea después de iniciar sesión en su cuenta.

Dé seguimiento por escrito. Después de cancelar, es una buena práctica enviar un correo electrónico o escribir una carta al emisor de su tarjeta de crédito para confirmar que su tarjeta se ha cancelado. De esa manera, si hay un error y usted descubre que su tarjeta aún está abierta, puede documentar la fecha en que solicitó la cancelación.

Verifique sus informes de crédito. Si no quiere creer en la palabra del emisor de su tarjeta de crédito, puede revisar sus informes de crédito (en inglés) para asegurarse de que reflejen que su tarjeta se ha cerrado.

Córtela. Un paso simple pero importante. Cortar su tarjeta de crédito puede ayudar a asegurarse de que nadie intente usarla después de que esté cerrada.