¿Qué es una tarifa por transacciones internacionales?

Tourists taking pictures at the Royal Palace Madrid, unconcerned about foreign transaction feesImage: Tourists taking pictures at the Royal Palace Madrid, unconcerned about foreign transaction fees

In a Nutshell

Las tarifas por transacciones internacionales pueden hacer que cada compra cueste más cuando está en el extranjero. A continuación, le compartimos cuándo debe pagar tarifas por transacciones internacionales y consejos para ayudarle a evitarlas.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Las tarifas por transacciones internacionales le pueden sacar dinero de la cartera, pero hay maneras de evitarlas

Una tarifa por transacción internacional es lo que su emisor de tarjeta de crédito cobra cuando una transacción que usted hace con su tarjeta se procesa en moneda extranjera o pasa por un banco en el extranjero. Para procesar estas transacciones internacionales, el emisor de su tarjeta de crédito le cobra un porcentaje de la cantidad transada, usualmente un 3%. Por lo general, usted verá esa tarifa registrada en el estado de cuenta de su tarjeta de crédito como un cargo por separado.

Esto significa que si usted gasta $100 en un restaurante en otro país, puede pagar $3 más como tarifa por transacción internacional. Puede que no parezca mucho, pero considere cómo podría sumarse todo durante un largo viaje por Europa (en inglés). Y no tiene que usar su tarjeta en el extranjero para que le cobren una tarifa por transacción internacional: También le pueden cobrar una tarifa aun en casa si hace compras en línea en una tienda extranjera.

Pero hay buenas noticias: no todas las tarjetas de crédito cobran tarifas por transacciones internacionales. Sin embargo, aun si su tarjeta no cobra esta tarifa, existen recargos de los que debería estar al tanto durante su vacación ideal.



¿Cuándo me cobran la tarifa por transacción internacional?

No todas las tarjetas de crédito cobran una tarifa por transacción internacional, pero muchas sí lo hacen. Para saber si su tarjeta cobra esa tarifa, revise la sección de tarifas o cargos (“fees”) (en inglés) en el documento de términos y condiciones de su tarjeta de crédito.

DATO RÁPIDO

Las tarifas por transacción internacional tienen dos partes

Una tarifa por transacción internacional, por lo general, se divide en dos partes. Primero, está el cargo por conversión de moneda que la red de la tarjeta de crédito, como Visa o Mastercard, cobra. Tanto una como la otra cobra el 1%. Pero también hay un cargo que el emisor de la tarjeta agrega. Ese cargo es de un 1% o 2%, por lo regular, aunque a veces varía dependiendo del emisor y la tarjeta. Estos dos cargos, generalmente, se combinan para formar una sola tarifa por transacción internacional y aparecen en su estado de cuenta como un cargo único.

Si su tarjeta no tiene esa tarifa, usted verá una cantidad pequeña que se le añade cada vez que usa su tarjeta fuera de los Estados Unidos. Sin embargo, puede encontrarse con una sorpresa: Es posible que le cobren esas tarifas en los Estados Unidos, también.          

A usted le pueden cobrar en cualquiera de estas dos situaciones:

  • Compra algo en línea de una compañía que está basada fuera de los Estados Unidos
  • Compra algo y la transacción ocurre a través de un banco que no está en los Estados Unidos

Estos cargos son difíciles de prevenir. Puede revisar la sección “Sobre nosotros” (“About Us”) del sitio web de la tienda para ver si están ubicados fuera de los Estados Unidos, o revisar si el símbolo de la moneda está en dólares estadounidenses cuando va a pagar.

Sin embargo, usted puede pagar en dólares sin saber que la transacción se hizo a través de un banco que no era estadounidense hasta que vea la tarifa por transacción internacional en su factura. Por eso es que siempre es bueno revisar su factura antes de pagar todos los meses. Si ve una tarifa por transacción internacional, sería bueno llamar al emisor de su tarjeta de crédito para ver si el recargo es legítimo. Si lo es, tendrá que pagar la tarifa — pero al menos querrá evitar comprar cosas de esa tienda en línea en el futuro si no quiere ver esos recargos adicionales en su factura.          

Y recuerde, usted solo pagará una tarifa por transacción internacional si los términos y condiciones de su tarjeta de crédito dicen que pagará una. Algunos emisores de tarjeta de crédito han comenzado a eliminar esas tarifas por completo. Continúe leyendo para saber más sobre tasas de cambio, tarifas de conversión de monedas y cómo decidir si llevar dinero en efectivo es simplemente lo mejor.

¿De qué otros recargos necesito preocuparme?

En sus viajes, usted probablemente ha cambiado dólares estadounidenses por dinero local en efectivo. Quizás no se haya dado cuenta de que hace una transacción similar cada vez que usa su tarjeta de crédito en el extranjero. Eso se debe a que su emisor de tarjeta de crédito utiliza su propia tarifa de conversión de moneda para las transacciones que usted lleva a cabo.

Antes de viajar, pregúntele al emisor de su tarjeta de crédito qué tarifa utiliza ya que la misma puede variar. Luego, compárela con las tarifas en el mercado actual utilizando un sitio web de comparación como x-rates.com.

Un consejo: Su tarjeta de crédito puede darle una mejor tarifa que la de un banco o la que pueda conseguir en un quiosco de cambio de moneda en el aeropuerto. Eso es algo que debe considerar antes de llegar a su destino.

Cómo evitar recargos adicionales en el extranjero

La manera más fácil de evitar cargos de tarjeta de crédito adicionales al hacer compras fuera de los Estados Unidos es obtener una tarjeta que no cobra tarifas por transacciones internacionales. Las siguientes son algunas estrategias que puede utilizar para ayudarle a reducir recargos:

Elija la moneda local

Si ha viajado con anterioridad, la siguiente situación puede resultarle conocida.

Digamos que usted está mirando un artículo en una tienda y decide comprarlo con su tarjeta de crédito. La comerciante le pregunta si quiere pagar con dólares estadounidenses o con moneda local. Es posible que le parezca más conveniente elegir una moneda que conoce — y si usted es estadounidense, es probable que tenga una idea de cuánto costaría ese artículo en Estados Unidos y en dólares.

Sin embargo, puede ser mejor elegir la moneda local, y esta es la razón.

Si usted elige pagar en dólares estadounidenses, la comerciante puede elegir qué tasa de conversión va a usar para convertir el costo del artículo. Es algo que se llama conversión dinámica de moneda. Y aunque la comerciante puede parecer una persona agradable, la tarifa que utilice puede no serlo.

Si usted, por otro lado, elige pagar en moneda local, la red de su tarjeta de crédito gestionará la conversión. Y como ya mencionamos, su tarjeta, con frecuencia, le va a dar la mejor tarifa.

Pague en efectivo

Por razones de seguridad, es probable que no quiera andar por Europa con un fajo de dinero en efectivo en la cartera. Pero en algunos lugares, las tarjetas de crédito no se aceptan ampliamente.

Antes de viajar, estime cuánto dinero en efectivo va a necesitar. Haga el cambio de moneda en su banco y lleve el dinero en efectivo consigo. También puede llevar su tarjeta de débito para sacar dinero en caso de emergencia o use una tarjeta de crédito sin recargos (en inglés). Solo asegúrese de utilizar una tarjeta de débito que no cobre una tarifa por transacción internacional y que tiene una red de cajeros automáticos (ATM, por sus siglas en inglés) para asegurarse de que no le cobren aun más tarifas.


En resumen

En definitiva, elegir una tarjeta que no cobre tarifas de transacción internacional puede ayudarle a evitar pagar de más cuando va al extranjero. Pagar con una tarjeta de crédito que no cobra una tarifa por transacción internacional cuando usa la moneda local es casi siempre la mejor alternativa para su cartera. Su red de tarjeta de crédito gestionará la tasa de conversión y usted recibirá las protecciones de responsabilidad civil que ofrece.


About the author: Kim Porter is a writer and editor who has written for AARP the Magazine, Credit Karma, Reviewed.com, U.S. News & World Report, and more. Her favorite topics include maximizing credit card rewards and budgeting. Wh… Read more.