¿Qué es el valor líquido de una vivienda?

Man and woman sitting at desk with digital tablet, looking up what is home equityImage: Man and woman sitting at desk with digital tablet, looking up what is home equity

In a Nutshell

El valor líquido, capital o patrimonio de una vivienda (home equity, en inglés) es el valor de su vivienda en el mercado menos la cantidad que debe de la hipoteca. Es posible que pueda pedir dinero prestado utilizando el valor líquido de su vivienda como garantía.
Nota editorial: Credit Karma recibe compensación de parte de anunciantes terceros, pero eso no afecta las opiniones de nuestros editores. Nuestros socios de marketing no revisan, ni aprueban, ni patrocinan nuestro contenido editorial. Este contenido se presenta de la manera más precisa posible al momento de publicación.
Advertiser Disclosure

Creemos que es importante que entienda cómo ganamos dinero. Es bastante simple, en realidad. Las ofertas de productos financieros que ve en nuestra plataforma provienen de compañías que nos pagan. El dinero que ganamos nos ayuda a darle acceso a puntajes e informes de crédito gratuitos y nos ayuda a crear nuestras otras excelentes herramientas y materiales educativos.

La compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en nuestra plataforma (y en qué orden). Pero como generalmente ganamos dinero cuando encuentra una oferta que le gusta y que aprovecha, tratamos de mostrarle ofertas que creemos que son una buena opción para usted. Es por eso que ofrecemos características como las Probabilidades de Aprobación y estimaciones de ahorro.

Por supuesto, las ofertas en nuestra plataforma no representan todos los productos financieros que existen, pero nuestro objetivo es mostrarle cuantas mejores opciones podamos.

Si está pensando en pedir prestado contra el valor de su vivienda, es importante comprender qué es el valor líquido y cuánto valor líquido usted tiene en su vivienda.

El valor líquido de la vivienda es el valor de su vivienda en el mercado menos la cantidad que usted adeuda por la hipoteca. En otras palabras, es la parte del valor de su vivienda que usted no tiene que pagar a un prestamista hipotecario. Generar el valor líquido de su vivienda puede ayudarle a aumentar su patrimonio neto y es posible que pueda utilizar el valor líquido de su vivienda como garantía para un préstamo o línea de crédito.

Hay algunos pasos que usted puede tomar para aumentar el valor líquido de su vivienda, y este puede aumentar con el tiempo si el valor de su propiedad aumenta. Determinar si usted debe tomar prestado contra su valor líquido depende de sus objetivos financieros, pero revisaremos algunas de sus opciones.



¿Cómo calculo el valor líquido de mi vivienda?

Para averiguar cuánto valor líquido tiene en su vivienda, primero busque el valor estimado de su vivienda en el mercado. Esto es lo que su casa probablemente valdría si usted decidiera venderla.

A continuación, busque el saldo restante de su hipoteca. Si tiene más de una hipoteca en la propiedad, busque también ese saldo. Sume los saldos de sus hipotecas para encontrar el monto total que debe por su casa.

Tome el valor de su casa y reste la cantidad total que debe. El resultado es el valor líquido de su vivienda.

A continuación, se muestran algunos ejemplos de cómo calcular el valor líquido de su vivienda.

Valor en el mercado Saldo de la primera hipoteca Saldo de la segunda hipoteca Monto total adeudado Cálculo del valor líquido de la vivienda Valor líquido de la vivienda
$240,000 $180,000 $0 $180,000 + $0 = $180,000 $240,000 – $180,000 $60,000
$195,000 $50,000 $15,000 $50,000 + $15,000 = $65,000 $195,000 – $65,000 $130,000
$150,000 $0 $0 $0 + $0 = $0 $150,000 – $0 $150,000

Cómo puedo generar el valor líquido de mi vivienda?

Usted acumula valor en su vivienda cuando reduce la cantidad que debe en su hipoteca y asumiendo que su vivienda generalmente retiene (si no aumenta) su valor. También acumula valor líquido simplemente cuando su casa se vuelve más valiosa.

Cuando realiza los pagos de su hipoteca a tiempo, puede acumular valor líquido con el tiempo. Realizar algunos pagos adicionales o pagar más de la cantidad requerida cada mes puede permitirle acumular valor líquido más rápido.

Si está por comprar una casa, una forma de asegurarse de tener más valor líquido desde el principio es realizar un pago inicial grande. Y si su pago inicial es de al menos el 20%, generalmente no se le exige que compre un seguro hipotecario privado. Eso significa que usted tiene un pago mensual más bajo y puede usar el dinero que de otro modo iría al seguro para pagar una mayor parte de su monto principal y generar capital más rápido.

También gana valor líquido cuando el valor de su vivienda aumenta. Eso puede suceder con el tiempo debido a cambios en la oferta y demanda de viviendas en su área, aunque también es posible que el valor de su vivienda disminuya.

Es posible que pueda aumentar el valor de su vivienda y acumular capital realizando mejoras a su hogar (en inglés). Pero antes de realizar cualquier trabajo en su casa, es una buena idea investigar un poco para averiguar cuánto podría aumentar el valor de su casa como resultado de las mejoras y si el aumento en el valor líquido compensará el costo de la obra.

¿Debo extraer valor líquido de mi casa?

Determinar si debe extraer capital de su casa depende de sus objetivos. Usar su casa como garantía colateral puede permitirle pedir prestado lo suficiente para cubrir gastos importantes como una matrícula universitaria, una deuda de tarjetas de crédito con altos intereses o un proyecto de mejoras para el hogar. Y es probable que la tasa de interés sea más baja que en un préstamo personal sin garantía, por lo que esta puede ser una forma más económica de pedir prestado para una compra grande.

Por otro lado, si no puede pagar el capital y los intereses, el prestamista podría tomar posesión de su casa. Y probablemente tendrá que pagar tarifas. Por lo tanto, quizá no desee pedir prestado contra el valor líquido de su vivienda si no tiene una razón importante para hacerlo.

Si decide utilizar el valor líquido de su vivienda para pedir prestado, es posible que tenga varias opciones.

Préstamo con garantía hipotecari

Un préstamo con garantía hipotecaria (en inglés) es un préstamo en el que el prestamista le da una suma fija por adelantado y usted acepta pagarla dentro de un período de tiempo determinado. El valor líquido de su vivienda es la garantía.

Dependiendo de la cantidad de valor líquido que haya establecido en su vivienda, un préstamo con garantía hipotecaria puede brindarle acceso a una gran cantidad de efectivo si necesita financiar una gran compra. Y los préstamos con garantía hipotecaria suelen tener tasas de interés fijas, por lo que los pagos son predecibles.

Sin embargo, es probable que tenga que pagar tarifas para obtener un préstamo con garantía hipotecaria. Y si no puede hacer los pagos mensuales, podría perder su casa.

Tenga en cuenta que el monto de su préstamo probablemente estará limitado a prestar hasta el 85% del valor líquido de su vivienda.

HELOC

Una línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC, por sus siglas en inglés) es una línea de crédito que le permite pedir prestado contra el valor líquido de su vivienda. Puede pedir prestado hasta su límite de crédito aprobado, pagar el dinero y pedir prestado nuevamente, siempre y cuando todavía esté en el período de retiro, o una cantidad determinada de años en los que puede pedir prestado a través de la línea de crédito con garantía hipotecaria.

Cuando finaliza el período de retiro, es posible que deba pagar el dinero de inmediato o puede devolverlo dentro de un período de pago predeterminado. También puede tener la opción de renovar la HELOC.

Una HELOC le brinda la flexibilidad de pedir prestado varias veces, lo que puede ser conveniente si necesita pagar gastos recurrentes o una variedad de necesidades. Y debido a que la línea de crédito está garantizada por su casa, es probable que tenga una tasa de interés más baja que otras formas de crédito renovable como las tarjetas de crédito.

Las tasas de interés de las HELOC suelen ser tasas de interés variable, por lo que sus costos de préstamos podrían aumentar con el tiempo. Por lo general, usted paga tarifas para configurar una línea de crédito con garantía hipotecaria, y también puede deber cargos y tarifas anuales cada vez que pida más dinero prestado.

Refinanciamiento con retiro de efectivo

Refinanciar significa obtener un nuevo préstamo para pagar su hipoteca o hipotecas actuales. Con un refinanciamiento con retiro de efectivo (en inglés), usted obtiene una hipoteca nueva y más grande que cubre lo que debe de su hipoteca actual y que utiliza parte del valor líquido de su vivienda para darle un pago en efectivo.

Si elige una nueva hipoteca con una tasa de interés más baja que su hipoteca anterior, usted podría ahorrar en intereses. También es posible que pueda refinanciar con diferentes términos, como más tiempo para pagar el préstamo (o menos) y un nuevo pago mensual.

Las posibles desventajas del refinanciamiento son que tal vez no pueda encontrar una hipoteca con mejores términos que su hipoteca actual. También tendrá que pagar los costos de cierre al prestamista. Y debido a que está pidiendo prestada una cantidad mayor para convertir algo de capital en efectivo, puede ser más difícil pagar el préstamo, así que asegúrese de calcular sus nuevos pagos en su presupuesto mensual.

Hipotecas inversas

Con una hipoteca inversa, usted le da a un prestamista parte del valor líquido de su vivienda; a cambio, el prestamista le da pagos mensuales en efectivo. Debe tener 62 años o más para obtener una hipoteca inversa y su casa debe estar en buenas condiciones.

Una hipoteca inversa puede darle dinero para sus gastos diarios y al mismo tiempo le permite seguir viviendo en su hogar. Normalmente, no tiene que pagar el préstamo mientras viva en su casa y, por lo general, no tiene que pagar impuestos sobre el efectivo que recibe.

Pero probablemente pagará tarifas e intereses. Las tasas de interés de las hipotecas inversas suelen ser variables, por lo que su tasa podría aumentar. Si se muda de su hogar para vivir en un centro de atención a largo plazo o quedarse con su familia, probablemente se le pedirá que pague el préstamo, lo que podría significar tener que vender su casa.

Además, sus herederos no podrían heredar su casa si usted la vendiera para pagar una hipoteca inversa.


Próximos pasos

Antes de decidir pedir prestado contra el valor líquido de su vivienda, compare sus opciones para encontrar la mejor oferta para su situación. Si le preocupa una posible ejecución hipotecaria de la vivienda, es mejor que utilice una tarjeta de crédito o un préstamo personal sin garantía (en inglés) que no ponga en riesgo su hogar.

Tenga cuidado con los estafadores que prometen resultados espectaculares si aprovecha el valor líquido de la vivienda. Afirmaciones que dicen que usted tiene la garantía de ganar dinero invirtiendo los ingresos de un préstamo con garantía hipotecaria, que puede liquidar su deuda pidiendo prestado solo una fracción de lo que debe, o que recibirá obsequios extravagantes como una casa nueva son señales que una oferta no es legítima.


About the author: Sarah Brodsky is a freelance writer covering personal finance and economics. She has a bachelor’s degree in economics from The University of Chicago. Sarah has written for companies such as Hcareers, Impactivate and K… Read more.